Uno de los grandes está de regreso y con opciones de luchar por el título, luego de una temporada anterior plagada de lesiones y altibajos.

Si la derrota sorprendió a muchos, lo que más resaltó del juego fue otra vez la resiliencia de Jurgen Kloop, esa capacidad de sacar siempre alguna idea bajo la manga y resolver el problema.

El gol de Lautaro puso los pelos de punta a los fanáticos en Anfield pero el cerrojo defensivo del seleccionado inglés calmó la marea.

Al final bastó con el imponente triunfo en Italia de 2-0, bastó con la casta y el carácter de Henderson y Alexander- Arnold y otra vez Kloop con su mirada sabia coordinándolo todo desde el banquillo.

Ya están en cuartos y ahí las cosas aprietan pero se nota un elenco sólido incluso con más potencial que el equipo ganador de la Champions en 2019, pues el fenomenal Diogo Jota, es un plus añadido de marcada incidencia.

Jürgen Klopp felt Liverpool deserved to progress to the #UCL last eight as they held off Inter with a 2-1 victory on aggregate.

Contexto

Si en la Premier League aún mantienen opciones de alcanzar al Manchester City, la dinámica que muestran como grupo lo hacen serio contendiente por el trofeo una vez más.

Con la vitalidad de sus grandes estrellas, Sadio Mané en excelente forma y con la confianza en las nubes después de ganar la Copa de África con Senegal; también el brasileño Roberto Firmino con su olfato de matador de áreas presto a aprovechar cualquier oportunidad de gol y el infaltable Salah siempre cumpliendo incluso hasta en defensa en momentos claves.

Si a ellos le agregamos el impacto de un jugador tan versátil como el portugués Diogo Jota, un futbolista con gran visión de juego y certeros rematese; hay que apostar por el Liverpool para ganar todo.

Del pasado

Muchos entendidos han asociado la forma del conjunto actual con la de aquel que con Rafa Benítez al frente ganó una Champions en 2005 y luego cedió en 2007 , en ambas oportunidades enfrentando al Milán.

Aquel era un buen grupo, con el mítico Steven Gerard a la cabeza pero este equipo de Kloop es mucho más completo en todas las áreas del juego, con mucha más vocación ofensiva incluso y esto en el fútbol moderno es primordial.

Recordemos que Kloop llegó a una final ante el Real Madrid, la cual perdió 3-1 para después vencer al Totenham de Mauricio Pochetino.

Habrá que esperar, hay clubes de peso como Chelsea, PSG y Bayern, pero con el Liverpool seguro hay que contar hasta el final.