El fútbol americano es sinónimo de Tom Brady y viceversa, por eso cuando el primero de febrero de 2022 el mariscal de campo más ganador de todos los tiempos anunció su retiro de las canchas, muchos fanáticos se entristecieron con la noticia. Pero, ahora, cuando recién están superando el “luto”, parece haber una noticia que traería a Brady del retiro.

Luego de anunciar su retiro, uno de los compañeros de equipo más fieles de Brady (tanto de New England como en Tampa), Rob Gronkowski se atrevió a decir que estaba seguro que TB12 volvería a las canchas más temprano que tarde. “Él puede jugar a cualquier edad. Si tiene 50 años, aún podría volver. Creo que volverá, pero dentro de un par de años. Es una bestia. Puede jugar a cualquier edad”, declaró Gronkowski.

Para una carrera de éxitos, hazañas y superación no hay más que decir que #ThankYouTom

Un portal especializado en la NFL dio a conocer hace pocos días que la predicción realizada por Gronkowski pareciera hacerse realidad, pero mucho antes de lo esperado, ya que Brady podría regresar este mismo año a la liga, aunque con un nuevo destino, Miami Dolphins.

Los rumores que vinculan a Tom Brady con Miami Dolphins vienen desde el 2020 cuando en la agencia libre se llegó a instalar la versión que el quarterback dejaría a New England Patriots para ser el mariscal de campo de los Dolphins, pero finalmente arribó a Buccaneers.

Pero un nuevo protagonista en el supuesto regreso de Brady a la NFL apareció. El nombre clave de toda la operación sería el de: Bruce Beal, quien tiene una amistad con Brady y podría comprarle el equipo de Miami a Stephen Ross y como primera pieza traer a TB12 al equipo. Según varias fuentes el plan se habría puesto en marcha apenas Brady anunció su retiro.

El problema vendría vía Tampa, ya que los Buccaneers le cerrarían la puerta de salida a Brady en caso de un eventual regreso a la liga. Cabe recordar que Como Brady se mantiene bajo contrato con los Buccaneers, todavía son dueños de sus derechos, por lo que habría que finiquitar dicho contrato para pensar en el regreso inmediato.

La otra variante del plan estaría en esperar un año a que finalice el contrato de Brady con Tampa Bay, de esta manera Brady descansaría (su deseo de retiro) una temporada y se darían los plazos para que Bruce Beal compre a la franquicia de Miami.