Cristiano Ronaldo no quiso ser menos que el resto en este sorprendente mercado de fichajes que será recordado por años, como uno de los más interesantes. Pocos imaginaban que, en un lapso de días, los mejores jugadores de los últimos años cambiarían de equipo. Pero así fue.

La salida de Cristiano de la Juventus no sorprendió tanto como su destino. El portugués venía insinuando hace rato que su ciclo en Italia había terminado. Pero cuando todo parecía indicar que Ronaldo llegaba a Manchester City para disgusto de los hinchas del United, a último momento se cambió de vereda y regresó al lado rojo de la ciudad, donde brilló.

A pesar de que pasaron varios días del anuncio de ambas partes, recién ahora la Juventus comunicó las cifras definitivas del acuerdo. El conjunto inglés tendrá que abonar apenas 15 millones de euros por Cristiano, teniendo cinco años para pagarlos.El monto final podría ser de ocho millones más, tras la consecución de determinados objetivos deportivos.

Esta operación genera un saldo negativo en los números de la Juventus que se vio obligada a aceptar una oferta menor a la esperada, debido a la presión del jugador por salir del club. El traspaso al City se rumoreaba que iba a ser de, al menos, 30 millones. Pero ante la caída de las negociaciones, solo el United apareció como un objetivo deseable.

Ronaldo regresará a los Diablos Rojos, en el que entre 2003 y 2009 disputó 292 partidos y convirtió 118 goles entre todas las competiciones. Allí, bajo el mando de Alex Ferguson, obtuvo tres Premier League, una FA Cup, una Champions League y un Mundial de Clubes.