Tras 3 jornadas de la Liga Francesa, por fin llegó el momento que todos esperábamos, el inicio de una nueva era, el debut de Lionel Messi en el Paris Saint-Germain y el inicio de una etapa un poco extraña: el mejor jugador del mundo usando una camiseta que no es la del FC Barcelona.

Messi debutó al salir de la banca al minuto 65 del partido contra el Reims en la liga francesa, ingresó por Neymar, su amigo y ex compañero del Barcelona, compartiendo un abrazo.

El argentino terminó sus 25 minutos de descubrimiento de la Liga 1 con 20 pases intentados, 95 por ciento de efectividad en los mismos, un 20 por ciento de pases hacia adelante, 11 en campo rival y 7 más en el bloque alto.

El delantero argentino de 34 años, que el mes pasado se proclamó campeón con la Albiceleste en la Copa América, fichó con el PSG hace tres semanas tras el fracaso de sus negociaciones para firmar un nuevo contrato con el Barcelona.

Mbappe se roba el show

El delantero Kylian Mbappé fue el héroe por el PSG. anotó los dos goles del PSG antes del ingreso de Messi.

Primero al minuto 14, un cabeceó al fondo de la red tras un centro de Angel Di María y luego empalmó un centro de Achraf Hakimi al minuto 63 para lograr su gol 135 goles en su estadía con el PSG.

La emoción mostrada por Mbappe tras su primer tanto ha llamado la atención de los seguidores del Real Mdrid. Mbappé ha publicado en Instagram una fotografía junto a Neymar y Achraf tras su doblete ante el Reims. "Tres puntos, dos goles… la noche perfecta", ha escrito. Los aficionados del Real Madrid temen que el francés finalmente se quede en París.

Las palabras de Pochettino tras el partido aumento las dudas sobre una posible salida del jugador del PSG: "Mbappé es nuestro jugador, tú sabes que la industria del fútbol está siempre llena de rumores. Nuestro presidente y Leonardo han sido claros. Está con nosotros. Estoy muy contento con él, es uno de los mejores jugadores del mundo".