La llegada de Lionel Messi a París Saint-Germain tras dejar Barcelona, club donde había jugado toda su carrera, fue el notición del año del mundo futbolístico y, por qué no, del deporte mundial. Pero la expectativa que generó ese traspaso y la formación de un súper equipo en la capital francesa pronto se empezó a llenar de dudas.

La adaptación del argentino al fútbol francés llevó más de lo esperado, entre lesiones y compromisos con el seleccionado nacional en la clasificación al Mundial de Qatar 2022. Incluso, fue blanco de las despiadadas críticas de la prensa francesa por su rendimiento que, si bien no era malo y no muy distinto al de sus compañeros, fue catalogado como "decepcionante".

Igualmente, la superioridad del equipo fue tal que, en medio de críticas, se las arregló para consagrarse campeón de liga con varias fechas de anticipación, lo que le permite empezar a diagramar la próxima temporada con mayor tiempo. Y uno de los que confirmó su futuro fue, precisamente, Messi.

El argentino será el encargado de liderar al nuevo PSG. Según la información de la prensa, el círculo cercano del delantero admitió que no existe ninguna posibilidad de que Leo deje la disciplina del PSG el próximo verano y su deseo es cumplir su contrato hasta el último día firmado. Según indican desde su círculo cercano, no existe ninguna posibilidad ni de regresar a Barcelona -como durante un largo tiempo se especuló- ni de buscar un nuevo rumbo en otro equipo.

La continuidad de Messi en el club parisino es una de las bazas que jugará el PSG para intentar que Mbappé siga también en Francia y descarte su llegada al Real Madrid. A pesar de conquistar de nuevo el título liguero, el objetivo sigue siendo alzar la Champions League y para ese objetivo ya ha comenzado a desprenderse de jugadores y pensar en el futuro con la incorporación de un nuevo técnico, que aún no está confirmado que sea Zinedine Zidane.

Así, la idea de los qataríes dueños del equipo, es que tanto Messi como Mbappé lideren al nuevo PSG, que ya tiene varias bajas "confirmadas" para el próximo curso. Además del entrenador Mauricio Pochettino, también son casi seguras las salidas de los jugadores Ángel Di María, Thilo Kehrer, Leandro Paredes, Julian Draxler y Layvin Kurzawa.