La segunda jornada del grupo D de la copa del mundo de Qatar 2022 nos ha dejado a la actual campeona Francia que ha sido la única hasta el momento en ganar sus dos partidos y con la clasificación matemática asegurada hacia los octavos de final del evento.

El conjunto galo ha conseguido un triunfo importante 2-1 ante Dinamarca, en teoría su rival más fuerte de este grupo, teniendo nuevamente como punta de lanza a su delantero estrella Kylian Mbappe como autor de los dos tantos y valga decir, de muy buena factura y definición.

El jugador actual del París Saint-German ya le había marcado en la jornada anterior al combinado de Australia, por lo que ya se asoma como el actual goleador de esta edición, y sumado a los cuatro tantos que anotó en la copa de Rusia 2018, dos de ellos en la propia final ante Croacia, ya son siete anotaciones en su aún corto historial en esta competición.

En este sentido, la “tortuga” se ubica ya en un selecto grupo de figuras y goleadores históricos, estando a solo un tanto de igualar los ocho que ha anotado el argentino Lionel Messi, que en este día también le ha marcado a México en la primera victoria de su selección en este mundial.

De igual forma, Mbappe ha podido lograr esta cantidad de goles apenas a los 23 años de edad, siendo apenas el segundo jugador en la historia en marcar 7 tantos antes de cumplir los 24 años, siendo el legendario Edson Arantes Do Nascimento ‘Pelé’ el único en haber logrado tal hazaña.

Destacar que Pelé llegó a anotar 12 goles en las 4 copas del mundo que llegó a jugar con Brasil, ubicándose en la quinta posición de todos los tiempos, en un listado que encabeza el alemán Miroslav Klose con 16 dianas, seguido de los 15 de Ronaldo Nazario, Gerd Muller con 14 y el francés Just Fontaine con 13 anotaciones.

Se pudiera decir que Kylian estaría para jugar al menos tres copas del mundo más, en caso que pueda seguir activo hasta los 35 años; y de mantener un promedio de al menos 4 goles por competición, estaría cerca de pulverizar el registro de Klose y subir hasta lo más alto de los artilleros de la máxima justa futbolística.