Camerún y Serbia nos regalaron uno de los mejores partidos en el Mundial de Qatar 2022 y también el fin de una de las peores rachas en la historia de la Copa del Mundo.

El empate a tres entre cameruneses y serbios fue suficiente para cortar con la racha de derrotas consecutivas más larga en el certamen que presentaba Nicolas N’Koulou, defensor de la selección africana.

De acuerdo con MisterChip, el zaguero colecciona una cifra de siete reveses en fila desde que debutó en el Mundial. El central registraba la peor marca para un jugador que ha estado presente en la cita mundialista.

N’Koulou estuvo cerca de continuar con la terrible racha de perdidas, ya que su selección terminó el primer tiempo abajo en el marcador 1-2.

Sin embargo, la oncena logró reaccionar en la parte complementaria con goles de Eric-Maxim Choupo-Moting y Vincent Aboubakar, éste último saliendo desde la banca para asistir y anotar el tanto de la paridad en el compromiso.

La paridad le permitió a los dirigidos por Rigobert Song sumar su primer punto en el Mundial de Qatar 2022 y llegar con opciones para clasificar en la última jornada de la fase de grupos.

Camerún se estará enfrentando a Brasil, una de las grandes favoritas en la vigente edición, el próximo viernes 2 de diciembre.

Camerún sigue sin poder ganar

A pesar de que N’koulou terminó con su maleficio, el combinado africano sigue sin poder triunfar en un Mundial. La igualad ante Serbia fue el noveno partido sin conocer la victoria para la selección.

Con nueve encuentros al hilo, los “Leones Indomables” se acerca al récord para un equipo africano, que es registrado por Túnez cuando sumó un total de 13 entre la Copa del Mundo de Argentina 1978 hasta la Rusia 2018.

Camerún quedó ubicada en la tercera posición del Grupo G junto a Serbia con un punto. Por su parte, Brasil y Serbia lideran con tres unidades cada uno.