Fue el tiempo perfecto para regresar y hacerlo así, de esa manera, jugando un fútbol hermoso frente a una de las mejores escuadras del momento y quizás, el mejor premio pudo ser al menos un empate, pero igual, la sensación positiva que dejó el elenco canadiense frente al combinado belga, la pudimos palpar todos.

Y así, como ocurrió, si Alphonso Davies llega a marcar ese penal, el resultado podía haber sido diferente, pero tal vez los nervios, la emoción excesiva por estar allí, en el lugar, de una vez, haciendo realidad el sueño de millones desde Quebec hasta Saint Pierre y Miquelon, esa presión sutil pudo pasarle factura este miércoles en Qatar, al jugador del Bayer Munich.

El momento

Treinta y seis años después de aquella épica protagonizada por el legendario Tony Waiters en el Mundial de México 86, treinta y seis años después, Canadá estaba de vuelta en una justa del orbe enfrentando a la poderosa selección de Bélgica, segunda el Ranking FIFA.

Para muchos, entre los que me incluyo, más allá del 0-1 en contra, los norteños jugaron mejor y hasta debieron sopesar en parte, cierta dosis de mala suerte, no solo por el penal fallado por Davies, también por par de buenas oportunidades que generaron y no pudieron concretar, como el testarazo de Cyle Larin a la altura del minuto 85 que se fue rozando el travesaño.

“… Hemos mostrado que merecemos estar aquí, podemos salir orgullosos de lo que hemos hecho hoy…”- sentenció John Herdman, el DT de Canadá, minutos después de acabado el partido, tal como lo reseñaron Mundo Deportivo y ESPN.

El polémico Herdman

Herdman hizo historia este 23 de noviembre al convertirse en el primer entrenador en dirigir en un Mundial en ambos sexos, pues el británico con anterioridad había estado en el banquillo del seleccionado de mujeres de Nueva Zelanda y Canadá, en similar instancia competitiva.

En este contexto, el estratega aprovechó la oportunidad para comentar respecto al siguiente desafío de sus muchachos, emitiendo una opinión que ha generado una connotada polémica que persiste hasta el momento en que escribo:

“… Simplemente les dije a los jugadores que pertenecen a este torneo y que ahora vamos a ir y nos vamos a coger a Croacia, así de simple…”- espetó Herdman y desde ese mismo instante sus palabras fueron catalogadas de sexista, más teniendo en cuenta su precedente comandando a las mujeres.

Al mismo tiempo varios medios aludieron a falta de preparación y falta de cultura de Herdman y los criterios más disímiles no han parado de aflorar desde entonces.

Cuestión de contexto

Como sea se trata de un Mundial y no hay tiempo para parpadear pue otra derrota representa el final y por ende el regreso a casa. De igual modo, ya desde las Eliminatorias en Concacaf, en particular durante la hexagonal, se vio un seleccionador exigente, siempre buscando mantener el ánimo arriba en sus futbolistas.

A su vez, vale detallar que, en el deporte de alto nivel, hay códigos y líneas de mensajes que se manejan a lo interno en pos de hallar un consenso y una dinámica de grupo adecuada, además de la fortaleza mental; quizás las palabras buscaron mantener está línea de acción.

La cita

El duelo entre Croacia y Canadá está pactado para el venidero 27 de noviembre en el estadio internacional Khalifa en la ciudad de Rayán.

Herdman sabe que no pueden fallar ni pecar en excesos de egos, pues enfrente tendrán al subcampeón del Mundial de Rusia 2018, que si bien dejó ciertas dudas en el empate sin goles ante Marruecos, posee las armas suficientes para crear peligro., ¿qué pasará?, en menos de 72 horas el terreno como siempre dirá la última palabra.