La eliminación de Países Bajos en octavos de final de la Eurocopa a manos de República Checa se cobra su primera víctima. Frank de Boer deja de ser seleccionador nacional tras la decepción de la derrota y por decisión mutua del técnico y la Federación.

"He decidido no continuar como seleccionador nacional. El objetivo no se ha logrado, eso está claro. Cuando se me contactó para convertirme en seleccionador nacional en 2020, pensé que era un honor y un desafío, pero también era consciente de la presión que me iba a sobrevenir desde el momento en que me nombraron, que la presión solo está aumentando ahora, y esa no es una situación saludable para mí, ni para la plantilla en el período previo a un momento tan importante para el fútbol holandés en su camino hacia la clasificación para la Copa del Mundo. Quiero agradecer a todos, por supuesto a los aficionados y los jugadores", ha declarado De Boer.

El director deportivo de la Federación, Nico-Jan Hoogma, debe encontrar ahora un reemplazo con cierta urgencia: "Ahora debo encontrar un sucesor, después de una buena consulta interna. Es imperativo hacerlo, porque el 1 de septiembre jugaremos la importante eliminatoria contra Noruega en Oslo".