La Federación Francesa de fútbol emitió un comunicado este domingo 27 de febrero en el que explicaban que la selección de Rusia debía ser sacada de los plantes para el mundial de Qatar 2022.

"Francia se inclina por una exclusión de Rusia del próximo Mundial"tras la invasión a Ucrania, afirmó este domingo 27-F su presidente Noël Le Graët al diario Le Parisien uno de los más populares del país con unos de los ejércitos mejor preparados del mundo.

Sin embargo, pese al pedido de exclusión o expulsión de cara a Qatar2022, Rusia no tiene su billete asegurado por lo que tendrá que jugar un repechaje para asistir a la Copa del Mundo. Pero sus adversarios se negaron a jugar con ellos.

La selección polaca de Robert Lewandoski fue la primera en expresar su pesar de estar compartiendo una cancha con un país en el que ha invadido un país demócrata y soberano con la simple idea de ser emancipadores.

El presidente del fútbol francés comparte esas negativas: "En estas circunstancias dramáticas, ¿ cómo podríamos contemplar jugar al fútbol contra ese país?", dijo al principal rotativo impreso de Francia.

Hasta ahora la FIFA no ha emitido comentario alguno debido a las críticas que le ha hecho la mayoría de la opinión pública a Rusia. Se espera que en los próximos días el máximo organismo del fútbol mundial busque una postura adecuada para que haya fútbol o un bien común para todos los implicados.

La República Checa por su parte, emitió un comunicado en el que no jugarán contra Rusia debido al conflicto bélico.

"The Czech FA executive committee, staff members and players of the national team agreed it's not possible to play against the Russian national team in the current situation, not even on the neutral venue.

Uno de los principales afectados por este tema de sanciones por parte de las principales potencias en estar vinculados con el gobierno de Vladimir Putin es el actual dueño del Chelsea FC que tuvo que ceder los derechos de los azules para evitar un castigo por la corona o las leyes del Reino Unido.

Entre las medidas más importantes anunciadas en los últimos días está la tomada por la UEFA respecto a la sede de la final de la Liga de Campeones que se iba a hacer en Rusia y ahora se hará en París.

También, la presión del comité olímpico internacional ha sido muy dura contra Rusia que aún sigue sancionada por el tema del dopaje que fue encubierto por el propio gobierno ruso.