Durante las semifinales de la FA Cup entre el Liverpool y el Nottingham Forest el 15 de abril de 1989, una avalancha en las gradas de la tribuna Leppings Lane, del Hillsborough Stadium, del Sheffield Wednesday, provocó la muerte de 96 personas de todo género y edades.

Esa tragedia marcó un antes y un después en el fútbol inglés. Hasta ese momento, en el país británico se vivía un ambiente de violencia en las gradas y una policía incapaz de contener a la gente. Si bien Hillsborough se debió a deficiencias en la organización del partido, como el ingreso de los hinchas, la poca presencia policial y la falta de control en las tribunas, la Federación dijo basta y se dispuso a cambiar para siempre el estado del fútbol inglés.

Entre las medidas implementadas, se remodelaron la totalidad de los estadios ingleses que pasaron a tener un cien por ciento de asientos en sus localidades. Eso impulsó la creación de la Premier League, un producto que se vendió a toda Europa e hizo de la liga local, la mejor liga del mundo. El precio que hubo que pagar fueron 96 personas que siempre estarán en la memoria. Y ahora se sumó una más. La víctima 97 es Andrew Devine, de 55 años.

El Liverpool hizo un comunicado en sus redes: "El Liverpool Football Club está profundamente entristecido por el fallecimiento de Andrew Devine, quien falleció ayer a la edad de 55 años. Andrew, seguidor de toda la vida del Liverpool, siguió asistiendo a partidos en Anfield cuando fue posible a pesar de sufrir lesiones que le cambiaron la vida en Hillsborough el 15 de abril de 1989. Al hacerlo, desafió las expectativas de que no sobreviviría durante seis meses después de la tragedia"