Sin duda alguna, desde el primer momento que la Federación Internacional de Fútbol de Asociaciones (FIFA) anunció en el año 2011 de manera oficial que Qatar sería el país anfitrión del campeonato mundial de la disciplina en 2022, se vislumbraba que sería una decisión que traería mucha polémica.

Un país que nunca ha participado en esta competición, el cual ahora lo hará por primera vez y a pocos meses del inicio, han salido recientemente a relucir algunas de sus estrictas leyes, enmarcadas dentro de sus costumbres bien arraigadas, típicas de la región y de buena parte del continente asiático.

En este sentido, los comportamientos indecorosos, las relaciones extramatrimoniales, así como las muestras públicas de afecto pueden resultar muy costosas para todos aquellos que visiten el país oriental durante la cita mundialista, donde incluso según un reportaje del medio “Daily Star”, este tipo de comportamientos pueden ser condenados con hasta 7 años de prisión.

Buena parte de esta polémica se basa en que muchos de los visitantes provendrán desde el hemisferio occidental, en donde este tipo de conductas son un poco más normales o al menos no son sancionadas.

“El sexo está muy fuera del menú, a menos que vengas como un equipo de marido y mujer. Definitivamente no habrá aventuras de una noche en este torneo”, apunta una fuente policial en el “Daily Star”.

Es una situación que bien ha encendido las alarmas dentro de los organizadores del magno evento del fútbol a celebrarse este año entre noviembre y diciembre, quienes han llamado a la calma y que han manifestado estar preocupados por la seguridad de cada aficionado asistente, pero que a la vez enfatizan que esto es parte de la cultura de esta región y, por ende, la ley se aplicará a todos.

Una vez anunciado esto, ya se verá cuantos estarán dispuestos a movilizarse hacia territorio catarí; muchos de estos viajeros han asistido anteriormente a mundiales a apoyar a su selección, en donde precisamente se ha podido observar celebraciones con alto consumo de alcohol y muchas veces sexo, cosa que esta vez no estará permitido.

Según Daily Star, durante el Mundial de futbol, si alguna persona es descubierta teniendo relaciones sexuales con personas fuera del matrimonio, el gobierno de Qatar podría sancionarla con hasta siete años de cárcel.