Brasil venció a Perú en el partido de semifinal de la Copa América con un marcador de 1-0, gracias a un gol de Lucas Paquetá en el minuto 35. De esta manera, clasifican a la final, en la que se enfrentarán al ganador del encuentro entre Argentina y Colombia.

Sin embargo, a pesar de que Brasil ganó el encuentro por la mínima, hubo una jugada que sucedió en el minuto ´78, en la que el partido podría haberse empatado y hubiese tenido un final distinto al que tuvo. El mediocampista Sergio Peña decidió disparar el balón al arco cuando éste le cayó en sus pies, pero al patearla se desvío luego de chocar contra Thiago Silva. Los jugadores peruanos estaban discutiendo con los arbitros que el balón chocó en el brazo de Silva, lo que podría haber publicado un penal para empatar el encuentro.