Nunca ha encajado, se ha rehusado a salir, aferrándose quizás a una remota esperanza y lo cierto es que Mariano Díaz debió tocar el cielo de Madrid, pero la realidad lo ha sumergido en el más pesado ostracismo, apenas viendo acción en contados tramos de las últimas temporadas.

El hispano- dominicano siempre ha debido estar tras bambalinas y tal como refleja Marca, en el actual curso apenas ha disputado 25 minutos en 5 juegos y todo indica que para lo que resta de contienda, Mariano tampoco cuenta con la gracia de Carlo Ancelotti, al punto que se ha desatado una carrera frenética para buscarle una salida al jugador.

El escenario

La novela ha extendido su trama y a pesar del clímax de estos días de Mundial, han emergido las más disimiles hipótesis.  Unos ubican a Díaz en la Premier League para 2023, vistiendo la franela del Wolverhampton y jugando bajo las órdenes de Julen Lopetegui, quien habría mostrado su interés en el delantero, luego de su arribo a Inglaterra para asumir en el banquillo de los Wolves.

A su vez, de acuerdo con As, todavía queda el escenario hipotético de permanecer en el Madrid o en algún conjunto de la Liga como el Málaga, hasta terminar la temporada y no resulta del todo irracional esta idea, a pesar de las constantes muestras de rechazo del club blanco.

Sin embargo, en las últimas horas, refiere Mundo Deportivo que un nuevo pretendiente ha emergido en la pugna por Díaz, quizás con más fuerza que los anteriores.

El nuevo pretendiente

Se trata de la S.S Lazio, uno de los sempiternos animadores del Calcio italiano, la conocida Serie A y en este sentido reporta el portal Calcio News, que el Madrid estaría estudiando la oferta.

La mencionada fuente da a cuenta a su vez que el elenco de la capital de Italia está obsesionado con fichar un “9” y ve con buenos ojos hacerse con los servicios de Mariano, quien llegaría en calidad de cedido.

Sería una oportunidad de oro en pos de que el también quisqueyano pueda relanzar su carrera y a sus 29 años mostrarle al mundo ese potencial que en su día encantó a más de uno.