La dolorosa caída del PSG ante el Real Madrid en Champions League con marcador global de 3-2 tras ganar como locales 1-0 y adelantarse en el Santiago Bernabeu, tendrá sus consencuencias.

Ya hace unos días, Nasser Al-Khelaiffi, viajó a Qatar a dar explicaciones sobre la derrota y el nuevo fracaso en Champions League en esta campaña.

El mismo Nasser, estuvo envuelto en polémicas luego del partido, en las que bajó desde el palco al túnel de vestuario a reclamarle al árbitro una posible falta de Gigi Donnarumma en el primer gol del Real Madrid.

Se plantean serios cambios en el equipo:

El diario L'Equipe de Francia, reveló que hay varios nombres en la rampa de salida, algunos que no quisieran pero parecen inevitables, como el de Kylian Mbappé, quien finaliza contrato y a pesar de los múltiples intentos por su renovación, no han logrado convencerle y el Real Madrid es su destino más probable.

Otro que mencionan en camino a salir del equipo, es el extremo argentino de 34 años, Ángel Di María, a quien dan muy pocas esperanzas de mantenerse con el equipo.

Uno más que señalan es el "fiasco" del fichaje de Sergio Ramos, apenas ha podido jugar en 5 partidos este año debido a la cantidad de lesiones del central español, pero aún le queda un año de contrato y sería un problema para los parisinos si deciden salir de él esta campaña.

¿Messi y Neymar?

A pesar de ser cuestionados, Lionel Messi y Neymar tienen altos contratos con el conjunto del PSG y su salida es poco probable, ya que ningún club igualaría las pretenciones de ambos.

De Messi, el Lobo Carracas en El Chiringuito, reveló que hay una posibilidad que salga del equipo en caso de no levantar títulos, pero otra corriente de información comenta que está feliz en Francia y quiere dejar su huella.

Mantener la base del equipo

Hay otros jugadores que serán la base de la construcción del equipo, como lo son el brasileño Marquinhos, Marco Verratti, Achraf Hakimi, Gianluigi Donnarumma, Nuno Mendes y Kimpembe.

Sin duda, el PSG debe trabajar a fondo si quiere lograr su ansiada Champions League, la cual a pesar de las grandes inversiones, se les ha hecho esquiva.