Cada vez son más las selecciones que tienen en su equipo jugadores nacidos en otras partes del mundo, pero que por alguna vinculación con determinado país, terminan defendiendo su camiseta para siempre. Al mismo tiempo, se suelen dar los casos de jugadores que representan a un país en selecciones juveniles o amistosos, pero luego se terminan cambiando para representar a otro país.

El caso de Alejandro Balde es particular, ya que forma parte de una camada de jugadores con nacionalidad dominicana que pudo haber elevado con creces el seleccionado nacional, junto a casos como el de Junior Firpo o Mariano Díaz. Pero las malas noticias llegaron con el debut de Balde en la Copa del Mundo de Qatar 2022 en el duelo de España ante Costa Rica: ya no podrá jugar para Dominicana el futuro.

Las reglas de elegibilidad cambiaron a lo largo de los años. Hace muchas décadas, era posible jugar para varias selecciones, como los casos de Alfredo Di Stéfano o Ferenc Puskas que han representando a hasta tres países. Luego, la FIFA restringió eso e imposibilitó a todos los jugadores a cambiar de selección si habían disputado al menos un minuto con otro país, aunque sea en un amistoso. Eso fue el caso de Lionel Messi, en el que Argentina organizó un amistoso relámpago para que ya quede comprometido con la albiceleste y no con España, quien ya lo tentaba para jugar para ellos.

Ahora las reglas son más flexibles, ya que es posible jugar para una selección un máximo de tres partidos antes de los 21 años y luego jugar para otro país siempre y cuando se tenga la nacionalidad correspondiente. Pero hay excepciones, ya que ese máximo de tres partidos no puede ser en fase finales de Mundiales o torneos continentales como Eurocopa, Copa América o Copa Oro. Por eso mismo, con el debut de Balde en la selección española en un Mundial, ya queda comprometido para el país ibérico para siempre.

La Selección Dominicana atraviesa un proceso de captación de jugadores, en su mayoría con presente europeo, que al tener dos nacionalidades pueden aplicar para jugar con el elenco criollo. De todas formas, el presente del equipo por el momento no ofrece muchas ventajas para que jugadores del nivel de Firpo, Díaz o el mismo Balde, escojan Dominicana por sobre otro país, en este caso España