Hace unos años, dos, tres quizás, Remko Pasveer pensó en abandonar el fútbol, se sentía en una excelente condición física a pesar de estar cercano a los 40 años, pero su caso era el de uno de esos suplentes que siempre deben vivir a las sombras.

Nos cuenta Marca que el neerlandés había llegado al PSV Eindhoven, uno de los grandes clubes de la Eredivise, la Liga de Fútbol profesional de Holanda en busca de una nueva oportunidad, intentando darle un giro a su carrera, pero en tres años solo jugó cinco partidos en liga y unos pocos en Copa.

La gran decisión

Pasveer pensó hasta convertirse en streamer, estuvo decidido a colgar las botas de una vez casi veinte años después de debutar con el Twente en 2003, siempre mostrándose como un arquero de excelentes condiciones, pero sin dar el gran salto.

Pero Pasveer no se rindió, a pesar de estar casi tres temporadas sin jugar, tal como lo reseña As, a los 34 años firmó con el Vitesse y demostró que todavía le quedaba mucho por dar bajo los tres palos y en seguida todos evocaron los recuerdos de aquel portero que en 2005 había integrado la selección sub 21 de Holanda que acabaría ganando la Eurocopa de su categoría.

La oportunidad

Y entonces, después de tomar un segundo aire en su carrera, cuando ni el mismo lo pensaba, Pasveer terminó recalando en el Ajax de Ámsterdam, con un contrato amateur, destinado otra vez a ser suplente, en esa ocasión de Maarten Stekelenburg, el mismo de aquella final de 2010 ante España en el Mundial de Sudáfrica.

Pasveer llegaba a uno de los grandes clubes de Europa a raíz de la sanción por dopaje de André Onana y tendría que mirar los toros desde la barrera, sin embargo, un golpe de suerte le abrió la titularidad y no la volvería a dejar.

Stekelenburg se lesionó y el entonces entrenador del Ajax, hoy del Manchester United, Erik Ten Hag le dio la esperada oportunidad a Remko Paasver y este no la desaprovecharía.

El ascenso meteórico

“… Es el mejor arquero de la liga…”- llegó a expresar Ten Hag en su momento y el propio Louis Van Gaal quedaría impresionado con el veterano al punto de convocarlo a la selección nacional.

Pasveer debutó en la Liga de Naciones frente en la victoria de “la Oranje” ante Polonia 2-0, siendo en ese momento el segundo guardameta de más edad en debutar con Holanda, con 38 años, solo detrás de Sander Boschker (39 años y 224 días)

“… Esta es una de las noches más hermosas de mi vida, no podía haber soñado con esto hace unos años…”- expresó Pasveer en aquella jornada, tal como lo muestra Marca.

La mejor parte… el Mundial

El sueño no acabaría ahí, pues Van Gaal lo llevó a Qatar y ayer, Remko debió haber debutado en su primer Mundial a los 39 años, pero el mítico entrenador decidió poner a Andries Noopert ante Senegal, con Pasveer mirando desde la banca.

Sin embargo, todos saben que Louis Van Gaal le obsesionan los porteros, le dio la oportunidad a Edwin van der Sar con 19 años, puso a Cillessen en el 2014 y a Tim Krul le encargó los penales, también en Brasil, por ello nadie duda que Pasveer tendrá su momento en suelo islámico, en su primer Mundial, algo que tampoco hubiera pensado hace unos años.