Dani Alves tiene una de las carreras más envidiables de la historia. No sólo jugó para los principales equipos del mundo, sino que también salió campeón con cada uno de ellos. El brasileño, uno de los laterales derechos más importantes de la última generación, ha pasado por las filas del Sevilla, Barcelona, Juventus y Paris Saint-Germain. Hoy, actuando para el Sao Paulo de su país natal, quiere seguir agrandando su historia.

Alves lo ha ganado todo a nivel clubes. Liga española, italiana, francesa, Copa del Rey, de Francia, Supercopas en España, Italia y Francia, Champions League, Europa League, Supercopa Europea y Mundial de Clubes. Y con la Selección de Brasil tampoco se queda atrás: dos Copa América, dos Copa Confederaciones y un Mundial Sub-20. En total, 45 títulos entre clubes y selección, lo que lo convierte en el más ganador de la historia.

Sólo se le ha negado el Mundial de Fútbol, torneo que Brasil no gana desde 2002 cuando él era apenas un juvenil. Pero hay otro título que aún no tiene:la medalla de oro de los Juegos Olímpicos. La medalla dorada era uno de los pocos logros que la Selección de Brasil no había podido obtener en su historia. Y en Río 2016, aprovechó lo localía para obtenerla por primera vez de la mano de Neymar Jr.

Y ahora Dani Alves querrá tener la suya. Por eso confirmó su presencia en la cita olímpica en la que será emblema y capitán de una selección que defenderá el título en Tokio. El entrenador André Jardine, tiene solo tres años más que Alves. Al hablar sobre su presencia, declaró: "Es un líder, un ganador, tiene mucho carisma, es muy respetado por todos los jugadores brasileños. Es un gran ejemplo para esta generación de jugadores que tenemos. Y, curiosamente, nunca había competido en los Juegos Olímpicos, así que pensamos que era el matrimonio perfecto. Va a ser un ejemplo en el plantel y un líder dentro del terreno de juego"

¿Podrá Dani Alves seguir sumando títulos a su vitrina?