Si, así como lo lee. Un momento histórico el que se está apreciando en el partido de cierre de jornada de este viernes en la copa del mundo de Qatar 2022, cuando por primera vez en la historia de esta competición estará presente una terna arbitral de Venezuela, además con otro representante de ese país en el staff del “VAR”.

En el encuentro disputado en el estadio Al Bayt de la municipalidad de Jor, entre Inglaterra y Estados Unidos, han sido designados como juez principal a Jesús Valenzuela, quien ya había tenido importantes incursiones en torneos internacionales como la Copa Libertadores de América.

Pero este personaje ha tenido su pico más alto el año pasado durante la Copa América de selecciones que se efectuó en Brasil, al ser galardonado por la Conmebol como el más sobresaliente de los árbitros; en su país pertenece a la comisión de la región de Portuguesa y además fue el responsable de pitar la final de la Liga Futve de su país.

Para este compromiso mundialista, Valenzuela está acompañado de sus coterráneos Jorge Urrego como su primer asistente, de la región de Carabobo y de igual forma con experiencia internacional, mismas credenciales de Tulio Moreno, quien aparece acá como el segundo asistente.

Estos tres caballeros a su vez tendrán a Juan Soto dentro del personal del cuerpo de video (VAR), uno de los de más trayectoria en el campeonato llanero, acusado en más de una ocasión por algunas polémicas en partidos de definición, pero que de igual forma ha calzado los puntos para estar en la máxima justa del balompié.

Ya de hecho, Soto había estado como autoridad principal en el VAR, durante los partidos de Senegal y Países Bajos, en el grupo A, y también en el reciente partido entre Bélgica y Canadá, en la primera fecha del grupo F, disputada hace dos días.

La última vez que en un partido de mundial de fútbol había estado un juez venezolano, fue en la edición de Alemania 1974, cuando Vicente Llobregat, español de nacimiento pero luego nacionalizado, en un partido entre Italia y Haití por fase de grupos.

Si bien la selección de Venezuela nunca ha podido estar presente en una copa del mundo, al menos se puede decir que está bien representada en el plano arbitral, más en un partido de cierto morbo entre ingleses y estadounidenses.