La novela del fútbol europeo de este 2022 ya inició, Erling Haaland ya está preparando sus maletas para irse del Borussia Dortmund en este verano; los principales candidatos son el Real Madrid y el FC Barcelona hasta los momentos según las informaciones que circulan en el país de la península ibérica.

El Real Madrid parte como favorito en las negociaciones para adquirir los servicios de la próxima promesa del fútbol del viejo continente. La sanidad de sus arcas y el proyecto deportivo del nuevo estadio Santiago Bernabéu podrían ser la punta de lanza para que el noruego decida ser un madridista.

Junto a Halaand podría estar Kylian Mbappé quién ya tiene medio pie en el Real Madrid luego de que los merengues pujaran por el en agosto pasado y ofrecieran 200 millones de euros. Este año el francés debería llegar a la Casa Blanca sin ningún tipo de problemas.

En la noche europea del pasado 4 de enero, Josep Pedrerol, periodista y conductor del Chiringuito indicó que el Real Madrid atará primero a Mbappé y luego se irán por los servicios de Haaland.

El L'Equipe, principal rotativo de Francia indicó que el precio por la cabeza del espigado jugador llegaría cerca de los 300 millones de euros en lo que se reparten 75 millones para el Dortmund, otros 20 de comisión para Minos Raiola y el papá del jugador y 30-35 cobraría al año (brutos) el de 21 años que nació en el Reino Unido.

El grave problema económico por el cual está pasando el Barca podría ser algo negativo en las negociaciones entre el entorno del futbolista con la oncena catalana. Primeramente el equipo de Xaxi Hernández deberá limpiar mucho más su plantilla para poderse permitir comprar al jugador.

Mira que opina Joan Laporta sobre Haaland y su futuro inmediato cliqueando aquí.

Hasta ahora, no hay nada escrito en el futuro del jugador, pero las primeras bases ya están hechas.

El Barcelona ahora con la contratación del prominente Ferrán Torres y la casi llegada del exjugador del Real Madrid, Atlético de Madrid, Chelsea y Juventus, Álvaro Morata complicaría un poco los planes puesto que habría un tumulto de atacantes.