Dramático momento se vivió en el Parken Stadion de Copenhague durante el encuentro entre Dinamarca y Finlandia por la Eurocopa. El futbolista Christian Eriksen se desplomó en pleno partido y perdió el conocimiento preocupando a todos los espectadores presentes en el estadio y a los televidentes que veían el partido.

Iban 41 minutos del primer tiempo cuando Eriksen iba a recibir un saque de banda y cuando el balón llegó a sus pies se desmayó sobre el césped. Sus compañeros fueron corriendo a auxiliarlo y rápidamente entraron los médicos, quienesdebieron hacer una reanimación cardiopulmonar (RCP) en pleno campo de juego.

El mediocampista de 29 años, quien juega en el Inter de Milán, afortunadamente recobró el pulso cardíaco y fue retirado del campo de juego con respiración asistida, en camilla y cubierto con mantas blancas para que las cámaras de la televisión no se acercaran con un plano directo.

Sus compañeros de Dinamarca cubrieron a Eriksen y los jugadores Simon Kjaer y Kasper Schmeichel se encargaron de tratar de tranquilizar a su esposa Sabrina Kvist Jensen, quien tuvo permiso para ingresar al campo de juego y se mostró visiblemente emocionada.

“Eriksen está despierto y su estado permanece estable. Permanece hospitalizado en Rigshospitalet para que le realicen más exámenes", informó la Federación Danesa de Fútbol (DBU).

Tras una suspensión provisoria por unas horas, el partido entre Dinamarca y Finlandia se siguió disputando. “A petición de los jugadores de ambos equipos, la UEFA ha acordado reiniciar el partido entre Dinamarca y Finlandia esta noche a las 20:30 CET (TBC). Se jugarán los últimos cuatro minutos de la primera mitad, luego habrá un descanso de 5 minutos en el medio tiempo seguido de la segunda mitad. La UEFA desea a Christian Eriksen una recuperación rápida y completa y desea agradecer a ambos equipos su actitud ejemplar", informó UEFA.