El Burnley está en puestos de descenso, pero aún así se convirtió en protagonista de la jornada, ya que cortó la racha de siete victorias consecutivas del Chelsea entre todos los torneos. Empataron 1-1 en casa del líder, Chelsea, que mantienen el primer puesto pero ahora tienen al City tres puntos por detrás y al Liverpool a cuatro, con un partido menos.

Sin Lukaku, Werner, Marcos Alonso y Azpilicueta, el equipo de Tuchel comenzó atacando y cercando a Pope, a pesar de todas las ausencias. Havertz, tras otra asistencia de James, puso en ventaja al Chelsea. El carrilero inglés suma cuatro tantos y tres pases de gol en esta Premier.

El Chelsea no bajó el ritmo en el receso y mantuvo al Burnley contra las cuerdas. La afición 'blue' empujó a sus jugadores en la busca del segundo tanto, pero a pesar del buen juego desplegado, los locales no estuvieron finos de cara a puerta. Pope realizó paradas de mérito que, junto al desacierto de los de Tuchel, permitieron a los 'vinotintos' soñar con el empate

El resultado era corto, ya que el Chelsea fue ampliamente superior. Pero el fútbol es uno de los deportes más impredecibles y que poco tienen que ver con el merecimiento. Y díganselo al Burnley, que en la primera jugada que pudo armar de forma colectiva, Vydra puso el empate ante el estupor de todo Stamford Bridge.

Allí el juego se trasladó totalmente al campo de la visita, pero la fortuna no estuvo del lado del líder que ahora afrontará el parón por las fechas FIFA como puntero, pero con la expectativa y la incertidumbre de tener al Manchester City y Liverpool cada vez más cerca.