Este miércoles 11 de agosto el Chelsea y el Villarreal, el actual campeón de la UEFA Champions Leaguey laEuropa League, respectivamente, se midieron en el Windsor Park, en Belfast, en Reino Unido, en el marco de la Supercopa de Europa, en un partido en el cual los dirigidos por el alemán Thomás Tuchel picaron adelante en los primeros 45 minutos, en un compromiso que el 'submarino amarillo' terminó con sensación de mejoría antes de marcharse los jugadores al vestuario.

El autor del gol por parte de los 'blues' fue Hakim Ziyech, en el minuto 27. La jugada comenzó con un balón largo de Marcos Alonso a Havertz, quien logró ganarle la espalda a Foyth, dejando a la defensa del Villarreal descolocada. Posteriormente, el centro al área lo remató con comodidad el neerlandés nacionalizado marroquí para el 1-0. Vale recordar, que el atacante marcó seis goles en 39 partidos en su primera temporada en el Chelsea.

Pero tras el gol, los de Unai Emery pasaron a controlar el partido y la posesión de balón en el primer tiempo. Terminó con un 67% a favor del Chelsea, que rondó los 80 en algunos tramos.

Tanto fue el cambio, que en la segunda parte, los españoles llevaron real peligro a la portería de Édouard Mendy con palo incluido tras un potente disparo del delantero Gerard Moreno, uno de los máximos artilleros de la pasada Liga Santander, con 23 dianas.

En 57 partidos, en la 2020/21, el Villarreal remató 20 veces al palo. Hasta el minuto 65 ya llevaba dos contra el Chelsea, como muestra del infortunio habitual para los de Emery. Un minuto después, en el 66, los campeones de la máxima competición en el ámbito de clubes movieron la mata con un triple cambio: ingresaron Mount, Jorginho y Christensen.

Se fueron Kanté, Werner y Zouma. Pero el peligro del empate continuó latente. De hecho, Mendy volvió a mandarse una tapada a quemarropa, tras otro potente disparo, pero esta vez del ecuatoriano Pervis Estupiñán quien entró por Pedraza en el 58'.

Tras los tiempos extras el empate (1-1) se mantuvo, lo que hizo necesario los penales para definir al ganador de la Supercopa de Europa:

Havertz fue el primero en patear y también en fallar. Posteriormente, Moreno nuevamente no decepcionó y puso adelante en la cuenta a los españoles. El Chelsea, tras el tiro acertado de Azpilicueta, vio como Kepa les regresada el aire al tapar el tiro de Mandi. La igualdad continuó, hasta que con el 5-6, a favor de los de Thuchel, erró el disparo Albiol.