Realidades bien opuestas se vieron en Stamford Bridge por la novena jornada de la Premier League inglesa. Por un lado, Chelsea buscando un triunfo que le permitiera seguir como líder del torneo. Por el otro, Norwich último y sin ganar aún. Y el resultado fue lógico

Sin piedad, Chelsea no tuvo contemplación de su rival . El equipo de Thomas Tuchel le clavó un 7-0, con un hat-trick de Mason Mount,a un adversario que apenas ha sumado dos puntos sobre 27 y sigue en los puestos de descenso.

Pese a las bajas de Romelu Lukaku y Timo Werner en ataque, Chelsea pasó por encima a su rival. Esta ha sido la primera vez en nueve años que el Chelsea hace siete goles en Stamford Bridge, después de los ocho que le metieron al Aston Villa en diciembre de 2012.

Así, los Blues siguen en lo más alto con 22 unidades. El martes jugarán ante Southampton por la Copa de la Liga de Inglaterra y dentro de una semana visitarán a Newcastle, nuevamente por la Premier League del país británico.

Por otro lado, el Manchester City no quería perderle pisada al Chelsea y para eso debía vencer a un duro Brighton que tuvo un arranque mejor de lo esperado. Pero lo que era en la previa, fue muy distinto en el desarrollo del partido, ya que fue triunfo 4-1 para el conjunto de Pep Guardiola.

En media hora de juego el City ya ganaba por dos goles, con tantos de Gundogan y Foden en la casa de su rival, y encaminó el partido de forma rápida para no pasar apuros. Incluso, antes de que termine el primer tiempo, el mismo Foden aumentó la diferencia.

El descuento de McAllister de penal apenas ilusionó al Brighton, pero solo hubo tiempo para que Mahrez pusiera cifras definitivas para el equipo que llegó a 20 puntos y se mantiene cerca del Chelsea. La próxima jornada, recibirá a Crystal Palace.