La selección de Brasil fue catalogada como una de las principales favoritas a quedarse con el trofeo en el Mundial de la FIFA Qatar 2022, y este lunes lograron clasificarse a los octavos de final tras derrotar 1-0 a Suiza con un gol del mediocampista del Manchester United, Casemiro.

 

A pesar de no poder contar con el lesionado Neymar, la Canarinha cuenta con todo un arsenal ofensivo que le ha permitido intentar 36 remates, 14 de ellos entre los tres postes, contando ambos partidos.

Con una lista de nueve delanteros y nombres como Neymar, Vinicius Junior, Raphinha, Gabriel Jesus, etc; era de esperarse que los brasileños tuvieran un ataque como el que han demostrado, sin embargo, lo más importante se encuentra en la retaguardia.

Sin grandes goleadas, Brasil luce como uno de los grandes favoritos tras estos dos primeros encuentros por su gran balance entre ataque y defensa.

Más allá de no haber recibido goles, los de Tite siguen demostrando la solidez defensiva que tuvieron durante las Eliminatorias Mundialistas Conmebol en las que solamente recibieron cinco tantos en 17 partidos.

Con una pareja de centrales experimentada como Thiago Silva y Marquinhos, además de Casemiro en plan de destructor en la mitad de la cancha, los brasileños no han sufrido mayores sobresaltos en defensa al punto que su portero Alison, no tiene tapadas en el torneo.

En la sumatoria de los partidos ante Serbia y Suiza, los rivales intentaron rematar tan solo en 11 ocasiones, pero ninguno de esos disparos fueron entre los tres postes.

Tite supo encontrar un equilibrio perfecto en un equipo que es vertiginoso en ataque, que pasa la mitad de la cancha con gran cantidad de jugadores, pero que no sufre contraataques de los rivales gracias a los anticipos de Casemiro y una línea defensiva colosal con los centrales anteriormente mencionados y un trabajo perfecto de los laterales; Alex Sandro por izquierda y Danilo (ante Serbia) y Militao (ante Suiza) por derecha.

La Brasil de Tite llegó a Qatar como el principal favorito a quedarse con la copa y hasta ahora está demostrando con creces las expectativas generadas.