Brasil de nuevo ha demostrado que es la potencia por excelencia en el fútbol femenino en Suramérica, al obtener este sábado su octavo título en la novena edición de la Copa América, tras vencer a su similar de Colombia apenas por la mínima 0-1.

En un encuentro celebrado a casa llena en el estadio Alfonso López de la ciudad norteña de Bucaramanga, ambas selecciones llegaban con la firme intención de demostrar el porque son consideradas las potencias del subcontinente a nivel femenino; en el caso de las anfitrionas, procuraban quedarse con el cetro por primera vez y acabar con la hegemonía de sus rivales.

Una infracción dentro del área de Manuela Vanegas en la fracción 39 de partido sobre la delantera Debinha, provocó que la árbitra principal del encuentro sentenciara la pena máxima a favor de las brasileñas; la propia Debinha lograba capitalizar el cobro desde los doce pasos y ponerse a celebrar con sus compañeras.

En esta ocasión, las dirigidas por Pia Sundhage no se vieron tan superiores en cancha, al menos en relación con los partidos anteriores, pero de nuevo se imponen por medio de otra de sus virtudes mostradas en este certamen, como lo ha sido su buena defensa.

Las 'cafeteras' lo intentaron en múltiples ocasiones por intermedio de sus mejores jugadoras en todo el torneo, Leicy Santos, quién tuvo una opción muy clara en el inicio de la segunda parte, además de Linda Caicedo, que tuvo otra jugada cerca del final, pero que terminó siendo neutralizada por la zaga brasileña.

Queda demostrada nuevamente la supremacía de parte de Brasil en estos campeonatos, más aún cuando se encuentran en etapa de reestructuración interna, luego de que varias de sus figuras habituales ya han dejado de ser parte de la selección, entre ellas la referente Marta Vieira Da Silva.

Luego del compromiso y en plena celebración visitante, la portera Lorena, quién juega con el Santos en la liga brasileña, fue condecorada como la mejor del torneo en su posición, con el máximo honor de no haber recibido un gol en todo el torneo. Asimismo, la joven promesa colombiana Linda Caicedo, con solo 17 años, recibió el galardón de mejor jugadora del campeonato.

Recordar que estas dos selecciones ya tenían su boleto asegurado hacia el mundial femenino a efectuarse el próximo año en Australia y Nueva Zelanda, así como también a los Juegos Olímpicos del 2024 en París; Argentina con su victoria ante Paraguay el pasado viernes se hizo con el tercer cupo al mundial, mientras que las paraguayas deberán asistir al repechaje intercontinental junto con Chile.