El conjunto azulgrana pierde por 3-0 ante el Bayern en Múnich. El Barcelona ha quedado eliminado en la fase de grupos de la Champions después de perder por 3-0 en Múnich contra un Bayern de nuevo muy superior, y que ya había ganado 0-3 en el Camp Nou.

Leroy Sané celebrando el segundo gol. De fondo Jamal Musiala y Thomas Müller

El Barça sumaba 16 clasificaciones consecutivas para los octavos y, desde que se instaurara la Champions en la temporada 1992-93, el equipo había superado la fase de grupos en 23 de las 26 ocasiones en que había participado, apeado por última vez a las primeras de cambio en el curso 2000-01. Es decir, hace 21 años que el equipo azulgrana no se veía fuera a estas alturas. Entonces, quedó tercero de grupo por detrás del Milan y el Leeds, en una edición en que Madrid, Valencia y Deportivo avanzaron de fase como primeros.

El primer gol del partido lo marcó Thomas Müller tras una buena jugada de Robert Lewandowski, el delantero alemán la empujó de cabeza en una jugada que tuvo que aplicarse la tecnología del reloj arbitral, el cual indicó que el balón había pasado la raya.

El segundo tanto llegó cortesía de Leroy Sané quien hizo un partidazo en ataque y defensa. El ex jugador del Manchester City disparó un riflazo de zurda que el portero Ter Steguen no pudo contener para el 2-0 parcial. El tercer gol lo marcó el joven Jamal Musiala, también de gran actuación.

Bayern Múnich 2-0 Barcelona.

El varapalo es también económico. La directiva tenía previsto alcanzar los cuartos de final para subsanar las arcas, renqueantes hasta el punto de que para poder fichar en este invierno antes tendrán que vender. Por lo que la eliminación europea es un golpe de 20,2 millones (acceder a octavos suponían 9,6 y a cuartos otros 10,6).

Ahora, el Barça competirá en la Liga Europa —su última presencia fue en el curso 2003-04, cuando todavía se conocía como UEFA— y, de ganarla, ingresaría 14,9 millones (5,3 menos que si alcanzara los cuartos de Champions).