Cristiano Ronaldo no atraviesa uno de sus mejores momentos en el fútbol. Las condiciones del astro portugués de 37 años están siendo puestas en duda como nunca antes y muchos han comenzado a preguntarse si llegó el momento del declive definitivo de su carrera.

El cinco veces campeón de la Champions ha perdido la titularidad en el Manchester United -más aún, su cualidad de insustituible-  y el DT Erik Ten Hag ha optado por dejarlo en el banco en dos de los tres primeros encuentros disputados por los Diablos Rojos en el arranque de la Premier League.

En el estreno liguero contra el Brighton jugó 37 minutos, y este lunes ante el Liverpool entró al minuto 85.

Siendo un jugador top la mayor parte de su carrera, CR7 siempre ha estado bajo el foco de los medios, que someten al escrutinio público el más mínimo detalle de su desempeño, no solo en las canchas, sino fuera de estas.

Ver, leer o escuchar críticas sobre su persona debería entonces ser algo habitual para el nativo de Funchal.

Pero –por las circunstancias que antes mencionamos- hoy en día su capacidad de soportar juicios no debe estar precisamente en sus niveles más altos.

Y fue precisamente un reproche feroz el que dirigió hacia su persona el comentarista Jamie Carragher, quien se ha convertido en uno de sus más duros críticos en la televisión inglesa.

Exjugador del Liverpool (acérrimo enemigo de Manchester) y ahora analista en la TV, Carragher dijo la semana pasada en un programa que el portugués ya no es el mismo jugador de antes. Dijo que su carrera se ha alargado más de la cuenta solo porque cuida en extremo su cuerpo.

 

Enfatizando que la exestrella del Real Madrid está próximo a cumplir 38 años, el analista afirmó:Puede que me equivoque, pero creo que ningún otro club de Europa lo quiere”.

Unas palabras que con seguridad no pasó por alto Ronaldo.

Y este lunes, en el calentamiento previo al juego contra Liverpool, el goleador cobró venganza.

Cuando los comentaristas se encontraban transmitiendo en vivo para Sky Sports News, “El Bicho” se acercó a saludarlos, pero ignoró por completo a Carragher. No solo una, sino dos veces.

Cristiano Ronaldo left Jamie Carragher hanging 🤣

 

Ronaldo estrechó las manos y cruzó unas palabras amables con Roy Keane y Gary Neville (exjugadores de los Red Devils). Pero a Jamie Carragher lo ‘regateó’ par de veces frente a las cámaras, pese a que éste lo buscó micrófono en mano.

Fue un momento incómodo que sufrió en vivo el exdefensa de Liverpool y que sus protagonistas trataron de quitarle peso con unos comentarios chistosos sobre el episodio que acababan de presenciar.

"Bueno, quizás después. Interesante conversación con Cristiano, Jammie", soltó entre risas uno de su compañeros a Carragher después que el futbolista le hiciera el desaire y regresara al campo a calentar..