La fiesta de Qatar 2022 ha transcurrido con total normalidad, a pesar de jugarse el campeonato en una fecha atípica como esta; solo que ahora seguirá con la novedad de que la selección anfitriona no seguirá animando a sus seguidores, al caer este viernes ante Senegal 3-1.

Este resultado, aunado a la derrota sufrida en la fecha inaugural del pasado domingo ante los ecuatorianos, de por si los ha dejado muy comprometidos, porque se veían obligados a sacar una victoria ante la complicada selección de Países Bajos en la tercera y última jornada.

Pero su aspiración de avanzar a la segunda fase ha quedado sepultada, una vez que se produjera la igualdad en el siguiente partido entre Ecuador y Países Bajos, lo que ha generado que estas dos selecciones se igualen en el primer lugar del grupo con 4 puntos, cantidad que los cataríes ya no pueden lograr.

De hecho, es la primera vez en toda la historia de esta competición que el seleccionado anfitrión es eliminado formalmente jugando apenas la segunda fecha de la fase de grupos y sin poder sumar punto alguno; ya en la edición del 2010, Suráfrica se había quedado fuera, pero se concretó en la última jornada.

No es algo que sorprende mucho, ya que apenas es el estreno de esta selección en una copa del mundo, y lo ha hecho por haber sido elegida como la sede del evento, hace unos 12 años atrás; si bien en lo deportivo han tenido algunos avances, aún les falta algo de nivel y mayor roce para competir y trascender.

Qatar llegaba a esta edición como actual campeona de la copa Asia de Naciones, además de haber sido invitada en 2019 para jugar en la Copa América de la Conmebol, haciendo buenos partidos, por ejemplo ante Paraguay; sin dudas que esta experiencia les permitirá mejorar en su juego y tener mejores desempeños en el futuro inmediato.