Alexandra Popp, capitana de la selección germana de futbol femenino, se disfrazó  de "Alexander Popp", con un bigote, en una conferencia de prensa previa a la final de la Eurocopa 2022 que Alemania jugará ante Inglaterra en Wembley. El futbol femenino logró avances importantes durante el torneo, con récord de asistencia de público y de telespectadores.

Pero los jugadores profesionales masculinos siguen cobrando mucho más que las mujeres y a Popp le pareció que era buena idea divertirse un poco con la prensa, representando así el clima relajado que se vive en la concentración de las ocho veces campeonas. "Estábamos bromeando durante el desayuno esta mañana y luego dijimos: vamos a por ello", dijo la jugadora de 31 años. "Creo que encaja con el humor del equipo".

Popp, que marcó dos veces en la victoria por 2-1 en semifinales sobre Francia, también vistió un gorro negro para completar el look. La jugadora lidera, con seis goles, la lista de goleadoras del torneo continental junto con su rival inglesa Beth Mead. La final de la Eurocopa se juega este domingo en Londres.

Partido de este domingo

Inglaterra-Alemania en Wembley, Beth Mead contra Alexandra Popp, ambas con seis goles en la Eurocopa. Ahí se cocinará buena parte de la final del próximo domingo. Las locales despacharon a Suecia sin contemplaciones, pero las germanas necesitaron de su mejor cañón, incontenible para Francia, con dos remates de área de toda la vida. Uno abajo con el pie y al primer toque, el otro por arriba cuando más le estaba subiendo la fiebre a las suyas.

Inglaterra Alemania se enfrentarán en la final de la Eurocopa Femenina 2022. El desarollo de la competición y el calendario incialmente previsto han hecho que Inglaterra juegue el partido decisivo como local, en el estadio londinense de Wembley, mientras que a la ocho veces campeona le tocará sorprender a domicilio.

 La selección Alemana parte como favorita por el hecho de que, sin contar la última edición, ha ganado seis veces consecutivas el torneo, desde 1995 a 2013. Es decir, han ganado ocho de las doce ediciones que se han jugado, por ello, si tenemos en cuenta la experiencia en las finales parte con ventaja respecto a Inglaterra.

Sin embargo, la selección inglesa juega en casa, un factor a tener en cuenta en esta decimotercera edición. Las anfitrionas jugarán su tercera final europea, habiendo perdido las dos anteriores, una contra Suecia y otra contra su rival actual, Alemania.

La última final en la que ambas se enfrentaron fue en 2009. En dicho partido, Alemania pasó por encima de las inglesas, ya que ganaron el título con un marcador final de 6-2.

Ambas llegan a la final después de ganar todos sus partidos anteriores. Además, únicamente han encajado un tanto cada una, las inglesas en cuartos contra España y las germanas en semis contra Francia. También llegan prácticamente igualadas en goles a favor, además se juegan en el encuentro el trofeo pichichi del torneo entre Beth Mead y Alexandra Popp ya que ambas han conseguido seis tantos cada una.