El veterano piloto italiano Valentino Rossi anunció su retiro hace un par de meses, sin embargo faltando pocos días para su último carrera, confesó que no se sentía preparado para irse del mundo de la Moto GP, la máxima categoría del motociclismo mundial.

"Pensando en Valencia (donde se correrá la última carrera del año) entré en pánico porque no me siento preparado todavía para dejar de ser un piloto de Moto GP", dijo el múltiple campeón mundial italiano.

"Cuando anuncié mi retiro en Austria no me sentía condicionado por mis palabras, pero ahora es distinto porque mi vida cambiará por completo", añadió "Il Dottore", de 42 años y uno de los máximos ídolos del motociclismo.

"Hace 15 años que se habla de mi retiro, pero nunca me había preocupado. Decirle adiós al mundial de motociclismo no será fácil porque creo estar en un buen momento, a pesar de todo", cerró.

El ídolo mundial, corrió este domingo su última carrera en casa, en su país, y el circuito fue una serie constante de aplausos y ovaciones ante el icono que ha hecho del motociclismo un santo y seña.

Italia y los seguidores no italianos rindieron pleitesía al tótem de las dos ruedas que conquistó lo corazones de cientos de fanáticos.

Rossi partió en la decimoctava posición y acabó décimo en una carrera que ganó Marc Márquez. El piloto español dejó claro que su candidatura para conquistar el séptimo entorchado de MotoGP está presentada con fecha de marzo de 2022.

Antes de la prueba hubo numerosos homenajes: el color amarillo de Rossi por todas partes, incluyendo la moto de Marini, como las del Sky de Moto2, a Gresini, recuerdos al inolvidable Simoncelli, que murió delante de Valentino, y memoria para la MV Agusta.

El casco de la despedida.

El color amarillo dominó en el diseño en el que se pueden ver banderas de ese color con el 46, dedicando esta nueva decoración a la legión de seguidores que il Dottore tiene por todo el mundo.

“Este diseño se ha dedicado a los aficionado de Valentino, la base son fotos reales de las gradas, por lo que algún fan puede verse reflejado en él. Este es un casco muy especial para Valentino, es la última vez que vamos a verle aquí, en nuestra casa, y es muy emocionante”. Dijo su diseñador Aldo Drudi

A salute to the unwavering support from his fans over a legendary career! ❤️

Según Drudi, la idea de este casco parte de uno de los momentos más icónicos en la celebraciones de Valentino.

“Nos inspiramos en el podio de Mugello 2007, el casco ‘todo corazón’, que Valentino lanzó al público, y por la estrecha relación que ha mantenido siempre con sus fans”, explicó.

Pese a ser su última temporada en MotoGP, Rossi seguirá en el futuro compitiendo en coches, por lo que Drudi no tiene dudas de que seguirá diseñando cascos especiales.