La era del trap, dembow y reggaeton nos invade cada día más y ahora también en el deporte, es muy normal ver en los partidos de baloncesto y béisbol a los jugadores escuchar música latina específicamente los ritmos ya nombrados o a los intérpretes disfrutar de los partidos.

Hace un tiempo conocimos que el cantante de música urbana Daddy Yankee es ahora inversionista y copropietario del equipo de los Cangrejeros de Santurce, en la Liga de Béisbol Profesional Roberto Clemente de Puerto Rico, según anunció en un comunicado de prensa.

El cantante se une a Thomas Axon y Justo Moreno como copropietarios del equipo cuya sede es el estadio Hiram Bithorn de San Juan.

“Mis fanáticos saben que me apasiona el béisbol. Me crié en Santurce, qué mejor manera de celebrar mis raíces que uniéndome al equipo de los Cangrejeros para continuar promoviendo nuestro talento fuera de Puerto Rico, e inspirar la nueva generación de talento local y joven”, añadió el artista cuyo nombre es Ramón Ayala.

Por su parte Bad Bunny quien  lidera los ránkings de música latina y que su figura ha logrado traspasar fronteras, conquistando no solo al público que habla español sino también al de habla inglesa y  que poco a poco ha conseguido erigirse como una de las figuras musicales más influyentes del momento, es consciente que, tal y como está diseñada hoy la industria, no puede vivir solo de sus canciones. El cantante está diversificando sus negocios y su último paso en el mundo empresarial ha sido adquirir parte del equipo de la liga de Baloncesto Superior Nacional (BSN) Los Cangrejeros de Santurce, un club de su ciudad natal, San Juan.

Anuel AA y su mánager, Frabian Eli, han seguido los pasos de los antes mencionados y se han convertido en los dos nuevos dueños del Capitanes de Arecibo de la Liga de Baloncesto Superior.

"Frabian y yo vamos a poner todo lo que esté en nuestro poder y nuestra fuerza para seguir llevando a este equipo más allá, a otros niveles, y que el BSN siga creciendo", indicó Anuel en una rueda de prensa organizada para presentar a los nuevos dueños de la franquicia de los Capitanes.

El cantante da así un paso más en su faceta de empresario y se pone al frente de uno de los equipos más importantes del baloncesto en Puerto Rico.

Los Capitanes de Arecibo han ganado la liga en cuatro ocasiones durante la última década, y se enfrentan a esta temporada con un plantel que incluye a David Huertas, Denis Clemente, Walter Hodge y Devin Collier.

Mientras tanto, Ozuna está interesado en adquirir a los Indios de Mayagüez rumbo a la venidera temporada del Baloncesto Superior Nacional (BSN), que comenzará el próximo 9 de abril.

Las negociaciones que se espera culminen esta semana tienen en pausa cualquier gestión de contratación en el equipo.

  “Estamos en unas conversaciones de compraventa. El grupo de Ozuna está interesado en el equipo”, informó el gerente general de los Indios, Franklin Román.

Pero la República Dominicana no se queda atrás, Michael Nova, nombre de pila del artista urbano Bulova, será parte de la Comisión de Baloncesto Superior del Club Bameso, desde donde trabajará en la conformación del plantel, relaciones públicas y comercialización del equipo enclavado en el sector Mejoramiento Social de la capital, informó  el presidente del club, José Alberto Castro, a través de un comunicado de prensa.

“Soy de Bameso, jugué aquí y mi compromiso es ayudar a la juventud de mi club y mi barrio a encontrar espacios sanos de esparcimiento y qué mejor que nuestro equipo superior para hacerlo. Quiero además que nuestro equipo represente a Villa María, Guachupita, La Fuente, María Auxiliadora, Ensanche Luperón y todos los sectores que conforman la zona norte de la ciudad”, dijo el exponente urbano.

En diciembre, el productor de radio y discográfico, Santiago Matías mejor conocido como Alofoke, llegó a un acuerdo para convertirse en socio inversionista del Club de baloncesto San Carlos para el torneo capitaleño.

La cuota de intérpretes de música urbana siguen aumentando dentro de las franquicias deportivas tanto en la República Dominicana como en Puerto Rico y para muestra un botón, los cantantes que en su mayoría han salido de barrios populares  y  han practicado deportes rurales, demuestran con esto el gran paso de la industria musical con el compromiso del deporte para los jóvenes deportistas.