Cuando una persona fija un objetivo en su vida, no hay nada ni nadie que pueda detenerla. Si su voluntad es inquebrantable, llegará hasta el final, cueste lo que cueste. Y los videojuegos no son una excepción.

Hay tremendos ejemplos de determinación, como pasarse Dark Souls 3 utilizando un mando que solo cuenta con un botón. O terminar un juego en tiempo récord rompiendo marcas una y otra vez. Y están los que dedican años a un mismo objetivo

Y este es un ejemplo de los más extremos. Minthical, un jugador de Minecraft, ha invertido los últimos cuatro años de su vida en un propósito: minar de arriba a abajo un mundo entero del juego de Mojang. Desde el invierno de 2017 lleva en esta tarea y en su última actualización muestra que ya ha picado unos 38 millones de bloques.

El motivo que le impulsa a realizar esta tarea es realmente peculiar. Minthical explica que quiere crear su propio legado, ser recordado con el paso de los años por haber realizado una proeza de este calibre. Si bien ha recibido ayuda puntual en algún momento, la mayor parte del tiempo ha minado por su cuenta.

Hasta ahora, ha usado ya 5.500 picos, ha encontrado 14.000 diamantes y no ha usado TNT para acelerar el proceso porque no es el método más eficiente. Minthical realiza streamings casi todos los días mostrando sus lentos, pero firmes avances en este mundo de Minecraft. Su próximo gran objetivo será minar todo el Nether y el End, lo que puede ser tremendamente costoso en tiempo.

Minecraft posee uno de los mapas más extensos de la historia de los videojuegos, ya que se va generando a medida que se va explorando y avanzando en el terreno. Si bien en su momento se dijo que era infinito, la realidad es que no lo es, pero sí tiene una extensión asombrosa: 60 millones de bloques en horizontal, lo que le da una superficie aproximada a la del planeta Neptuno, ocho veces mayor a la de la Tierra.