En enero se hacía oficial que el E3, el mayor evento anual de videojuegos, replanteaba su organización: no sería presencial y se comenzaba a buscar una alternativa online. A prácticamente solo dos meses de su celebración, medios especializados ya reportan que la ESA (Entertainment Software Association) ha descartado definitivamente la celebración del evento E3 2022. Al menos, en lo que se refiere la próxima edición.

"Dedicaremos toda nuestra energía y recursos a ofrecer una experiencia E3 física y digital revitalizada el próximo verano. Ya sea que se disfrute desde el centro de exhibición o desde sus dispositivos favoritos, el escaparate de 2023 reunirá a la comunidad, los medios y la industria en un formato completamente nuevo y una experiencia interactiva. Esperamos presentar el E3 a los fas de todo el mundo en un evento en vivo desde Los Ángeles en 2023", es el comunicado que lanzó ESA

Lo cierto es que la organización no brindó las razones por las cuales decidió cancelar el evento de este año, aunque anteriormente había manifestado su preocupación por los riesgos sanitarios del COVID-19 y su potencial impacto en la seguridad de los expositores y asistentes. En cualquier caso, la ESA prefirió centrarse en sus planes para 2023, donde planea ofrecer una experiencia presencial y digital desde Los Ángeles, con un formato nuevo.

En 2021 la convención había sido de forma virtual, vía streaming, dado los riesgos sanitarios que suponía hacer el evento de forma presencial y física, tras la cancelación de la edición 2020. Pero esta vez, esa opción se descartó totalmente y se decidió, directamente, no llevar a cabo la E3. Se rumorea que el fracaso logístico y la falta de rentabilidad de hacer de forma virtual un evento de tal magnitud hayan sido los motivos para descartar finalmente la realización del festival.