El gigante tecnológico Microsoft evalúa realizar cambios en uno de sus principales negocios: los videojuegos. La idea que se encuentra bajo análisis en las oficinas de la compañía implica incorporar publicidad en los títulos gratuitos de Xbox.

De acuerdo a información recopilada por Business Insider, la empresa cofundada por Bill Gates se encuentra en plena etapa de diversificación de ingresos con lo cual busca dar forma a nuevas estrategias que le permitan alcanzar tal fin.

En ese plano, el segmento de los videojuegos ocupa un lugar central dentro del espectro de negocios de la tecnológica y dentro de ese marco es que está desarrollando una nueva herramienta que le permitiría a las empresas crear anuncios para que sean vistos en las partidas de distintos juegos.

Según consignó el mencionado medio, la propuesta sería llevada a cabo a través de publicidad renderizada. De concretarse, le permitiría a la empresa crear un nuevo mercado para explotar donde las marcas podrían comprar espacio para mostrar sus anuncios a los jugadores, sin que esto afecte a la jugabilidad o moleste al propio “player”.

Las opciones en las que trabaja la empresa implicarían reemplazar las publicidades ficticias que se observan en algunos juegos por anuncios de marcas reales. De esta manera, un jugador que conduzca un auto por una ruta podría observar publicidad real en los carteles que se observan al costado de la vía.

Asimismo, los ingresos no quedarían exclusivamente en poder de Microsoft sino que podría repartirse con las empresas desarrolladoras. La publicación señala que el lanzamiento estaría llevándose a cabo en el tercer trimestre de este año.

En una entrevista a TheStreet, un portavoz de Microsoft declaró que la empresa siempre está “buscando formas de mejorar la experiencia de los jugadores y desarrolladores”.

De esta manera, continuará la expansión de Microsoft en el mundo de los videojuegos luego de anunciar la compra de Activision Blizzard por US$ 68.700 millones. La aprobación de la adquisición por parte de las autoridades regulatorias de EEUU darán pie a la creación de la tercera empresa más grande del sector, por detrás de Tencent (League of Legends) y Sony.