El rubro gamer es tan grande que da para todo. Infinidad de títulos que rompen el mercado y se convierten en éxitos comerciales, como así también videojuegos que quizás no se caracterizan por sus incontables ganancias pero sí son amados por su jugabilidad o temática y se han vuelto entregas de culto. Pero también están los que no tienen nada de eso.

Muchos videojuegos han pasado al olvido (o no tanto) por ser fracasos tanto en ventas como en críticas y en este 2022 no hubo excepciones, ya que habiendo pasado más de la mitad del año, ya hay títulos que son la contracara de entregas como Elden Ring o Stray. Por lo tanto, repasaremos los más destacados.

CrossfireX

Lanzado a principios de año para las consolas Xbox One, Xbox Series X y Series S, CrossfireX es un desarrollo de Smilegate y Remedy Entertainment. Pero el título no le hace honor al nombre de sus desarrolladores. Se trata de un shooter en primera persona que no ha escapado a ninguna lista de las mayores decepciones del 2022. Las críticas apuntan al mal acabado, el desorden de la jugabilidad y la gran cantidad de microtransacciones que hacen una experiencia aburrida e incompleta para el usuario.

Babylon's Fall

Lanzado para PS5 Platinum Games, el título se apoyaba en el recibimiento que tuvo la anterior entrega del estudio en el género RPG, NIeR Automata. Pero Babylon's Fall flaquea por todos lados. Desde los gráficos, hasta el sonido de las narraciones de las peleas, pasando por una jugabilidad que no convenció a los usuarios que rápidamente lo pusieron en la lista negra del año. La baja publicidad que tuvo, da a entender que ni el mismo estudio le dedicó el esfuerzo necesario al videojuego y priorizó otros títulos en desarrollo.

Vampire: The Masquerade – Swansong

El mayor problema del juego radica en su apartado técnico sin duda. A nivel artístico, de diseño de producción y de fotografía, The Masquerade: Swansong se luce y mucho, destacando los escenarios, el gran diseño de los personajes principales, apostando por la diversidad y la inclusión. Lo malo es la ejecución técnica en sí. Se nota que las intenciones y la ambición del estudio eran demasiado con respecto al presupuesto y tiempo de desarrollo. Las animaciones fuera de los tres protagonistas también sufren, se antojan muy mecánicas, escasas y/o robóticas. Swansong necesita un parche de animaciones y texturas, porque los diálogos son una baza constante de su gameplay. Por lo tanto, queda un juego raro en el que se combina una historia y jugabilidad interesante, pero cuyo visual no hace honor y no acompaña