La ofensiva del gobierno chino contra la industria del videojuego lleva acosando a los jugadores del país mucho tiempo, con restricciones como las dirigidas al acceso al medio de los menores de edad, limitando a tres horas hábiles el ocio online a los más jóvenes u obligando a las empresas del sector a velar por el cumplimiento de la normativa. Ahora la situación sumó capítulo más.

La Administración Nacional de Radio y Televisión del país ha prohibido las retransmisiones en vivo de videojuegos no autorizados por el gobierno para su publicación en China, al igual que aquellos directos y competiciones de eSports provenientes de fuera del país de aquellos juegos no aprobados.

Desde el gobierno no se han limitado a bloquear este contenido no autorizado, también han enviado un mensaje a los streamers para que eviten 'comportamientos indeseados', además de recordarles que deben interactuar con los espectadores de manera 'civilizada y saludable'.

De hecho, uno de los juegos no autorizados más recientes ha sido el exitoso Elden Ring, que según reportan los analistas del mercado, fue un éxito en las plataformas chinas de transmisión en vivo de juegos, alcanzando 17,1 millones de espectadores promedio diarios acumulados, a pesar de no tener una licencia.

Si bien los juegos sin licencia no podían lanzarse oficialmente en China continental, muchos se promocionaron en plataformas de transmisión en vivo como Huya, DouYu y Bilibili. Por el momento se desconoce el impacto real de este anuncio en estas empresas, pero no sería de extrañar ver futuras acciones por parte de Tencent y otras compañías de videojuegos del país.

El gobierno chino ha apelado a "la necesidad de tomar medidas urgentes para regular estrictamente" cuestiones como "las caóticas retransmisiones en vivo y la adicción de los adolescentes a los videojuegos". Las restricciones del país chocan con el crecimiento de las empresas nacionales del sector, con Tencent ingresando 33.000 millones de dólares por videjuegos en 2021, convirtiéndose en la empresa número uno de la industria.