Konami había hecho una apuesta fuerte tras anunciar que abandonaba su franquicia de simuladores de fútbol Pro Evolution Soccer (o PES), para adentrarse en la modalidad Free To Play, con su nuevo juego llamado eFootball.

La novedad era que el juego pasaba a ser gratuito y ya no iba a contar con una edición anual como su antecesora, sino que iba a actualizarse constantemente agregando herramientas, modos y desbloqueando funciones mediante microtransacciones.

Los usuarios no disimularon sus dudas ante tamaña decisión y se mostraron escépticos de que el juego funcionase en su intento de desbancar a FIFA, su principal competidor. Ylos temores se han confirmado tras el lanzamiento del juego que, lejos estuvo de ser bien recibido.

En muy poco tiempo, las redes se han llenado de memes y burlas relacionados con las pobres animaciones que presenta el juego. Ni siquiera Lionel Messi y Cristiano Ronaldo se han librado de las críticas, ya que sus expresiones en el juego han sido motivo de risas. Por si fuera poco, los fallos en la jugabilidad no son pocos, lo que ha hecho que los usuarios no tengan piedad al calificarlo.

Steam, el popular distribuidor de videojuegos, posee un catálogo de más de cien mil títulos, todos calificados por los usuarios que los adquieren. En apenas horas después de su lanzamiento,eFootball posee un 8% de aprobación entre las puntuaciones, lo que lo convierte en el peor juego puntuado en la plataforma.

“Sentimos mucho los problemas y queremos asegurarles a todos que nosotros vamos a tomar todas las preocupaciones de forma seria y nos esforzaremos para mejorar la situación actual”, prometió Konami tras recibir la lluvia de críticas.

“Después del lanzamiento de eFootball 2022, nosotros hemos recibido un montón de reacciones y peticiones con respecto al balance del juego que incluye a la velocidad de los pases y la operación de la defensa. También nos gustaría reconocer que ha habido reportes sobre problemas que los usuarios han experimentado con secuencias de corte, expresiones faciales, movimientos de jugadores y el comportamiento de la pelota”, reconoce el comunicado que publicó la empresa japonesa tras el fallido lanzamiento.