La industria de los videojuegos sigue con su curso ascendente y el 2022 no fue la excepción. Con millones de usuarios reclamando estrenos de todo tipo, un ejemplo de hasta donde puede llegar el hype de los fanáticos se vio en febrero, con el arribo de Elden Ring, que contó con la participación de George R.R. Martin, autor de Juego de Tronos.

El éxito tanto comercial como en críticas que obtuvo el título, lo posicionó como uno de los firmes candidatos a quedarse con el galardón de "Juego del Año", pero no fue el único juego que tuvo críticas muy positivas y contará con mucha competencia para lo que ocurra en diciembre.

Card Shark

Uno de los indiscutibles juegos indies del año es esta pasmosa mezcla de puzles, juego de habilidad, minijuegos y ambientación deliciosamente histórica, que nos pone en la piel de un aprendiz de tahúr que llega hasta el mismísimo Versalles desplumando lechuguinos. Auténticas trampas en el juego son la clave de este paseo histórico por las maldades de las apuestas, en un juego lleno de humor y asombrosos datos reales, y con un grafismo tan único como apropiado.

Evil Dead: The Game

El debut de Ash Williams contra los muertos en versión videojuego llenó de dudas a los fanáticos por cómo sería el resultado. Pero lo cierto es que, pese a que ni técnicamente ni en las mecánicas ofrezca sorpresas más allá de lo habitual en los multis asimétricos de terror, es todo un festival para fans de la serie de televisión y la trilogía de películas. Montones de homenajes, entornos perfectamente recreados y diversión breve, inmediata y rotunda.

Ghostwire: Tokyo

Aunque a veces su propio tamaño y ambición le sobrepasan y amortigua sus hallazgos, la verdad es que la combinación de mecánicas de exploración, acción cazafantasmas, tradiciones yokai y ciberlocura funciona bastante bien. No es un juego de terror pese a los ramalazos para asustar al respetavle, y la réplica de Tokyo exprime el músculo visual de PS5. Un juego sin demasiadas sorpresas, pero que en sus mejores momentos logra desembarazarse de las mordazas genéricas de los mundos abiertos.

Stray

El éxito sorpresa del verano ha sido esta breve maravillita indie que se ha beneficiado de un merecido impulso extra cuando Playstation ha decidido incluirlo en sus juegos para los niveles más altos de su remozado Playstation Plus. Exploración, sigilo y sencillos puzles en un juego adorable que replica a la perfección los movimientos, el comportamiento y el estilazo de nuestros amigos felinos. Con robots incluidos.

Elden Ring

Como dijimos al principio, fue el título que más ansias provocó en el rubro. La fórmula de tenebrismo visual y dificultad del infierno de FromSoftware no parece agotarse, en un nuevo hit del estudio desarrollador de entregas como Dark Souls, que todavía no ha tenido ningún tropiezo. La estructura de mundo abierto funciona mejor que nunca y el agregado de la historia escrita por Martin le da un plus que abrió el año con una bomba que rompió varios récords