El perfil de los usuarios gamers se corresponde con el de un usuario exigente a la hora de elegir los mejores periféricos para disfrutar de sus videojuegos favoritos: lo hace con el objetivo de adentrarse en partidas inmersivas con las que evadirse, por unos instantes, de la realidad que le rodea.

Uno de los periféricos imprescindibles para conseguirlo son los auriculares para gamers. De hecho, los modelos dirigidos a este público tienen una estética muy particular y un conjunto de características técnicas pensadas para garantizar una experiencia de juego altamente enriquecedora y capaz de sacar el máximo partido a los títulos seleccionados, ya sea desde un ordenador, un portátil o una consola.

Creative SXFI Air Gamer

Este modelo tiene la particularidad de poder utilizarse con o sin cables, ya que ha sido provisto de las siguientes conexiones: USB de clase C, entrada de 3,5 mm y Bluetooth 5.0. La estética resulta sobria y cuando lo sostienes lo primero que te llama la atención son las almohadillas de cuero proteico que cubren las orejas por dos razones: son muy mullidas y además están perforadas por si hace mucho calor.

Estos auriculares para gamers proporcionan una experiencia de juego enriquecedora que hace que te sumerjas en las partidas que disputas con un sonido de calidad, claro y nítido. Además, sus almohadillas se acoplan muy bien al pabellón auditivo y que incorpore en el auricular izquierdo controles táctiles le permite ofrecer una característica extra diferente al resto.

Asus ROG Delta

Proporcionan una experiencia de juego sensacional gracias al trabajo que realiza el chip de audio Quad DAC ESS ES9218, que se encarga de tratar de manera independiente los rangos de frecuencia agudos, medios-agudos, medios y graves. Así, este planteamiento técnico garantiza una estupenda precisión y un audio que no solo destaca por su calidad sino también por su definición, potencia y claridad; te sumerge tanto que no pierdes ni un solo detalle de lo que acontece en la partida.

Lucen una estética muy sobria, pero gracias al control situado al lado de la rueda de volumen es posible introducir un toque de color que hace que su apariencia esté más acorde al estilo de los dispositivos gaming.

JBL Quantum 600

Los auriculares gaming JBL Quantum 600 cuentan con un conector de 3,5 mm para utilizarlos con diferentes consolas, aunque lo interesante es poder usarlo con el ordenador y sin cables de por medio gracias al receptor USB incluido.

Poco (o nada) se le pueden objetar gracias al desempeño que proporcionan las tecnologías QuantumSURROUND y DTS. Imprescindible resulta también el software QuantumENGINE. Su interfaz posee un diseño depurado y sencillo que permite desenvolverse de manera cómoda a través de sus distintas opciones.

Logitech G733

Disponibles en los colores negro, blanco, lila y azul,el Logitech G733 llaman la atención nada más sacarlos de su caja. Son totalmente inalámbricos, incorporan una batería que garantiza muchas horas de uso y se pueden utilizar tanto con el ordenador como con la consola de juegos PlayStation 4.

Todos los controles se sitúan en el auricular izquierdo y son los siguientes: encendido/apagado, rueda para controlar el volumen y silenciar/reactivar el audio. El acceso es cómodo y enseguida te habitúas. Además, en este auricular izquierdo se sitúa el puerto de carga para la batería

Qpad QH-95

El modelo más económico de la comparativa ha dejado, en líneas generales, unas impresiones bastante buenas, tanto por su diseño como por la experiencia de uso ofrecida si tenemos en cuenta la franja de precios en la que se mueve.

Poseen una construcción sólida de aluminio regulable en altura; una diadema que garantiza una adecuada ergonomía; y unas almohadillas circumaurales que se acoplan bien a la forma de la oreja para aislarse, aunque en este apartado sus competidores garantizan mejores resultados.