En una época como la actual donde se busca el palo largo, el batazo entre dos, aniquilar al contrario con un swing se le resta importancia a esos “ratoncitos” que salen de vez en cuando de los bates. Muchos olvidan que esos pequeños detalles hacen las grandes diferencias, que esos “hicitos” tiene a veces una importancia capital.

En los juegos cerrados, esos donde un toque, un error, un machucón pueden definir los destinos del compromiso es cuando los peloteros como José Tena muestran su valor y eficacia.

En el noveno inning del miércoles le hizo swing a un lanzamiento de Jairo Asencio. El producto fue un rodado que pasó por la cabeza del pitcher y Sergio Alcántara no pudo tomar de bote pronto.

Tena no pensó en nada más sino en correr y correr. Al final llegó a primera y se embasó. Eso es lo importante.

“Yo fui a buscar una pelota que estuviera en el medio y eso fue lo que hice, hacerle swing”, dijo el criollo al departamento de prensa las Estrellas Orientales, equipo para el cual presta servicios.

Su línea ofensiva es .272/.312/.377. En lo que va de temporada ha logrado soltar cuatro dobles, un triple y un jonrón, con 14 remolcadas y ocho anotadas en 29 juegos.

“Cuando vi que el contacto era suave me concentré en correr mucho y sabía que iba a llegar safe y así fue, gracias a Dios”. Esa actitud de nunca dudar le permitió alcanzar lo que parecía imposible. Además, que todo se conjugó para que se diera esa situación.

Para Tena lo importante es no perder el enfoque. “Nosotros sabemos que si no perdemos el enfoque y hacemos las cosas pequeñas podemos ganar el compromiso. Y eso fue lo que hicimos”, abundó.

Él se fue de 5-2 con anotada, impulsada y un boleto recibido. A la defensiva no cometió errores. “Enfocado siempre, siempre. La cosa es no salirte de concentración”.

El joven de 21 años sabe la importancia de haberle ganado al Licey de esa manera. Habla de que el equipo no baja la guardia y sigue peleando. “Estamos emocionados”, comenta. “Ganarle a uno de los equipos que ya muchos catalogan de favorito es algo importante, pero poco a poco nos hemos estado metiendo en la pelea”.

Las Estrellas Orientales reanudan la acción este viernes en casa contra las Águilas Cibaeñas. Luego tendrá una serie de juegos en donde se jugarán la clasificación, literalmente. El sábado en Santo Domingo contra un rival directo, Leones del Escogido; el domingo juegan en casa contra los Toros del Este y lunes y martes se medirán contra los Gigantes del Cibao, primero en San Francisco y luego en San Pedro de Macorís.