Debió ser el chico malo de la noche pues todo pintaba para eso, el ambiente en la capital de Estados Unidos, los casi 20 000 espectadores atentos al juego y una fecha más que simbólica ya no solo para la cultura norteamericana, también más allá, el viernes trece.

Y sí, este 13 de mayo, Yuli Gurriel acaparó titulares en los medios y las redes porque se robó el show durante el partido de la jornada entre Nacionales de Washington y Astros de Houston, una reedición del duelo de Serie Mundial en 2019.

Contra las malas vibras

El cubano llegaba al partido con muchos cuestionamientos sobre su condición ofensiva pues ya avanzando mayo, el segundo mes de competencia, apenas toca la frontera de los 200 de average.

Sin embargo, como si de romper un conjuro se tratara, Gurriel conectó su primer cuadrangular de 2022 durante el partido, aportando al triunfo de los siderales 6-1, así como al excelente trabajo del zurdo Framber Valdéz.

Y es que Yulieski siempre saca su mejor versión en el momento exacto; ha pasado toda su vida demostrando que es un extraclase pero siempre se le exige demás y él terminando cumpliendo con creces.

Joya defensiva

Además del jonrón, Yuli demostró en el sexto ining porque ganó el guante de oro en 2021 como inicialista, cuando tras una conexión sólida de Josh Bell tomó rápido la bola, soltó a segunda para forzar a Juan Soto y regresando de a primera, de espaldas a José Altuve se asegura de pisar la almohadilla, estira su mascota sin mirar y la esférica va directo hacia el guante para concretar el doble play y una de las mejores jugadas defensivas de la jornada sino la mejor.

El suceso enseguida trascendió en redes sociales y se volvió viral por lo inusual de la jugada.

Una cuestión de clase

Para nadie es un secreto las cualidades de buen fildeador de Yuli Gurriel y sus años en la Serie Nacional de Cuba así lo demuestran, jugando de modo impecable la tercera base, además de cubrir el segundo cojín por varios años en el equipo nacional cubano.

En Grandes Ligas, adaptado como primera base, Gurriel compila para 995 de average defensivo producto de solo 23 pifias en 4591 lances...de otra galaxia.

Y es Yuli una vez más señores, blandiendo bien fuerte el martillo para dictar sentencia.