El Lanzador diestro que tendrá 35 años al momento de la apertura en el día inaugural (si pasa este año), es una máquina de 6 pies 5 pulgadas con214 libras.

Yu Darvish llegó a los Padres de San Diego a través de un intercambio con los Cachorros de Chicago en diciembre de 2020. Ganará $ 20 millones en 2022 y $ 19 millones en 2023, el tramo final del contrato de seis años y $ 126 millones firmado con los Cachorros.

De todos los lanzadores de las Grandes Ligas de Béisbol, Darvish podría ser el lanzador más interesante, único y creativo del juego.

Darvish es notoriamente selectivo, asertivo y diverso con sus lanzamientos. Ha habido mucha discusión en el mundo del béisbol sobre cuántos lanzamientos realmente lanza Darvish. En una entrevista con Rob Friedman, conocido por sus  seguidores de Twitter como Pitching Ninja, Darvish dijo que lanza 11 tipos de lanzamiento diferentes.

Darvish llama a su slow cutter su mejor lanzamiento, y por una buena razón, lo lanza un poco más del 35% del tiempo. Es un cutter lento solo de nombre, ya que su movimiento es mucho más similar a un slider tradicional.

El 2021 para Yu terminó con récord de 8-11, 4.22 de efectividad, 199 ponches, 44 bases por bolas, 1.09 WHIP, promedio de oponentes de .222, 166 1/3 IP (30 aperturas) Esto debido a un

6.65 de efectividad de Darvish después del receso del Juego de Estrellas, frente a 2.44 en la primera mitad. Julio fue especialmente duro para Darvish, ya que tuvo marca de 0-4 con efectividad de 7.36, el peor mes calendario de su carrera de nueve años.

Los Padres se sumergieron profundamente en su sistema de fincas ( Owen Caissie , seleccionado en la segunda ronda de 2020, los firmantes internacionales Reginald Preciado , Ismael Mena y Yeison Santana y el jugador de grandes ligas Zach Davies ) para alejar a Darvish de los Cachorros de Chicago que se deshicieron de la nómina luego de un gran rebote del importado japonés. Pues en 2020, Darvish lideró las mayores con ocho victorias, registró una efectividad de 2.01, un FIP de 2.23, el mejor de la Liga Nacional, y una proporción de ponches a bases por bolas de 6.64, el mejor de su carrera, en camino a terminar segundo en la votación del Cy Young de la Liga Nacional detrás de Trevor Bauer . Incluso con la llegada del ex ganador del Cy Young de la Liga Americana, Blake Snell, no fue una sorpresa que Darvish fuera elegido como abridor del día inaugural de San Diego y continuó donde lo dejó, registrando una efectividad de 2.44 y limitando a los bateadores rivales a una línea de bateo de .194/.257/.342 en sus primeras 16 aperturas. Los Padres tuvieron marca de 13-3 en esos juegos y Darvish fue seleccionado para su quinto Juego de Estrellas antes de que se desinflara. Una explicación obvia fue su salud, cuando Darvish llegó a la lista de lesionados tres veces durante los últimos tres meses de la temporada: una vez por inflamación de la cadera izquierda (del 9 al 19 de julio), una vez por la parte baja de la espalda (del 13 al 26 de agosto) y otra vez por su cadera (30 de septiembre hasta el final de la temporada). En ese lapso, Darvish vio cómo el porcentaje de slugging de su oponente saltaba de .342 durante los primeros tres meses de la temporada a .536 al permitir 18 de sus 28 jonrones desde julio hasta el final de la temporada.

Los RPM de fin de año fueron en gran medida idénticos a sus números de 2020 . Su cuatro costuras, por ejemplo, bajó marginalmente de 2595 en 2020 a 2513, lo que sigue siendo bueno para clasificarse en el percentil 99 . También fue un lanzamiento difícil de batear, ya que los oponentes lograron un promedio de .153 fuera del campo. Sin embargo, el cutter fue un problema importante ya que el lanzamiento de Darvish, con un RPM de 2774 en comparación con 2779 en 2020, produjo un porcentaje de slugging de .624, frente a .398 en 2020. Dicho esto,  su tasa de ponches (10.77 por cada nueve entradas) seguía siendo la más alta entre los lanzadores calificados en la historia de la franquicia y su proporción de ponches a bases por bolas de 4.65 ocupó el tercer lugar detrás de Kevin Brown (5.24 en 1998) y David Wells (5.05 en 2004).

Cuando la temporada llegó a su fin con Darvish en la lista de lesionados, la preocupación fue averiguar exactamente qué estaba pasando con su cadera. Si eso se soluciona, o está solucionado, los Padres tienen todas las razones para creer que puede acercarse a sus números de la primera mitad del 2021 en 2022.