El receptor de los Cardenales de San Luis, Yadier Molina sigue dando de que hablar en el mejor béisbol del mundo. El careta de Puerto Rico sigue llenando ítems para ser considerado uno de los mejores de su posición en toda la historia de la MLB.

En la tarde de este domingo 7 de de agosto el bombardero de los Cardenales de San Luis llegó a las 1000 carreras remolcadas en la historia del Bush Stadium II casa de los "Pájaros Rojos" que fue inaugurada para la temporada de 2006, año en el que los de San Luis se llevaron la Serie Mundial ante los Tigres de Detroit.

El batazo del menor de los Molina se lo pegó al nuevo pitcher de los Yankees de Nueva York, Frankie Montás. El cañonazo fue enviado a los lados del jardín izquierdo lo que desató la alegría para el cañón de Puerto Rico.

Montás recibió todo el castigo disponible por los "Pájaros Rojos" al concederles seis anotaciones en tan solo tres innings lanzados en la tarde de este domingo.