Si hay un pelotero que el béisbol mundial va a extrañar cuando se retire, ese es Yadier Molina. Por esa razón esta temporada 2022 es especial para él, para los fanáticos de los Cardenales de San Luis y para los amantes del rey de los deportes en general, ya que es la última en la que lo veremos uniformado.

Después casi 19 años en las Grandes Ligas, el astro boricua decidió ponerle fin a su laureada carrera como receptor. Con todo lo que un jugador puede ganar tanto a nivel individual como grupal en sus vitrinas, El Marciano tomó una sabia determinación cuando todavía se encuentra en muy buenas condiciones físicas y deportivas.

No obstante, eso no lo priva de seguir haciendo historia y de seguir sumando hitos a una trayectoria que ya de por sí es para enmarcar y recordar por muchísimos años. Al fin y al cabo, él es uno de los mejores catchers que ha dado este juego.

Sigan anotando

En el día de hoy sus Cardinals están enfrentando a los Gigantes de San Francisco en el Busch Stadium, casa de los pájaros rojos, y mientras corre la parte baja de la octava entrada ganan el juego los locales por pizarra de 4x0, pero eso no es lo más relevante.

Lo que verdaderamente llama la atención y es digno de elogio es que Yadier Molina continúa agrandando su legado. Con el primero de sus 2 imparables de hoy, el cual fue un doblete, llegó a 2128 imparables de por vida, lo que le permitió superar a Mike Piazza y colocarse como el sexto careta con más hits en los registros históricos de Las Mayores.

Asimismo, el batazo le sirvió para convertirse en el número 13 del ranking de catchers con mayor cantidad de extrabases en la Gran Carpa.

Reconocimiento absoluto

A sabiendas de que está viviendo último baile como toletero, la rendición de honores hacia él ha comenzado en cada uno de los parques que está visitando por última vez. El gran homenaje tuvo comienzo hace unos días en el terreno de los Giants, donde la afición le vitoreó junto a otras leyendas como Albert Pujols y Adam Wainwright.