Urgidos de una gran racha en agosto que los catapulte al puesto de comodín, los Filis de Filadelfia vieron con buenos ojos que su jugador emblema, Bryce Harper, iniciara este lunes sus prácticas de bateo en una jaula del Citizens Bank Park.

El vigente MVP de la Liga Nacional permanece ausente en la alineación de los Filis desde el 25 de junio, cuando una recta del zurdo de los Padres de San Diego, Blake Snell, lo golpeó, fracturándole su pulgar izquierdo.

La espera ha sido larga para el equipo de Pensilvania. Pero un corto video que el propio jugador colocó en sus historias de Instagram, seguramente alegró un poco el ambiente en la oficina y el dugout del equipo.

Big step for Bryce Harper today

Taking BP at CBP

Next he would face high velocity fastballs then rehab in the minors

🔜

 

Se trata sin duda de un gran avance en la recuperación del patrullero. Y el siguiente paso en este proceso muy probablemente será ponerse la camiseta de los Lehigh Valley IronPigs, la filial Triple-A de los Filis, donde tomaría unos turnos antes de volver a dar el salto al equipo grande.

El mánager interino de los Filis, Rob Thomson, declaró este lunes al periodista Todd Zolecki -que cubre los Filis para la MLB-, que Harper hizo 60 swings y que "le fue muy bien". Anunció que volverá a hacerlo este miércoles.

Con su pulgar completamente curado, el regreso al terreno del siete veces All Star puede estar tan cerca como este mismo mes de agosto; una vez, claro, que los médicos del equipo le den el visto bueno.

En su meta de volver a la postemporada -algo que no logran desde hace 10 años- Filedelfia mantiene una férrea batalla contra Atlanta, San Diego y Milwaukee por el wild card en el viejo circuito.

Los Filis, que vienen de perder 2-1 la serie de fin de semana contra los líderes Mets de Nueva York (los últimos dos juegos por blanqueo 1-0 y 6-0), inician hoy tres juegos contra los Rojos de Cincinatti en la carretera.

Y luego encadenarán una larga serie de 10 juegos consecutivos en su casa, en medio de la cual  esperan gritar a los cuatro vientos que finalmente su jugador estrella está listo para volver a uniformarse.