La reciente victoria de los Medias Rojas de Boston 4-2 ante los Guardianes de Cleveland este jueves, volvió a poner al equipo de Fenway Park sobre 500 en cuanto a promedio de ganados y perdidos con forja de 50-50, pero igual adueñados del frío sótano de la división este de la Liga Americana.

Sin embargo,la perspectiva de Chaim Bloom y del manager Alex Cora se enfoca ahora mismo en mirar hacia los Rays de Tampa, quienes ocupan el último puesto de comodín y los Medias Rojas se encuentran a 3,5 juegos del elenco de Saint Petersburg.

En este contexto, en medio de lesiones y altibajos en el rendimiento,un tema sigue marcando el día a día de la organización y parece signar cada paso de los Medias Rojas en esta campaña y es el vinculado a la figura de Xander Bogaerts.

This was the Ortiz Cooperstown episode but we couldn’t help but ask Pedroia about his first impressions of Xander Bogaerts

No hay posibilidad de cambio

A solo horas para lafecha límites de cambios, pautada para el 2 de agosto, la idea de un posible canje emergió como un fuerte rumor en los medios,pero tal como lo contó, Jason Mastrodonato del Boston Herald, el propio Bogaerts aseveró que la gerencia le confirmó sobre la intención de no cajearlo este verano.

“… Si, no sé si debería decirlo, pero es mucho mejor así, la comunicación es importante y tener esa idea es muy beneficioso diría yo…”- confirmó Bogaerts.

La idea no es nueva, más bien llega para confirmar lo que se venía rumoreando desde días atrás, cuando el propio gerente Chaim Bloom, así como el CEO, Sam Kennedy, aseguraron que no pensaban tener conversaciones respecto a un posible canje por Xander Bogaerts, tal como lo precisaron el Boston Globe y CBS Sports.

La trama entonces se extenderá hasta finales de año, cuando Bogaerts pudiera aceptar o no una propuesta calificada en cuanto a una posible extensión y entonces, en caso de firmar contra franquicia, los Medias Rojas recibirían una selección de draft compensatoria.

El escenario

De igual modo, lo que si va tomando dimensión es la posibilidad que varios agentes libres, como es el caso de JD Martínez salgan ahora para el 2 de agosto, pues Bloom estaría escuchando ofertas de varios equipos y ya los Mets mostraron interés.

Como sea es muy temprano todavía para que un equipo de los llamados a ser contendientes tire la toalla y siempre, por tratarse de una organización con la historia de los Medias Rojas, habrá que darle el beneficio de la duda, pues seguro estos 62 juegos restantes serán duelos a muerte en pos al menos de luchar por un comodín