Si existe una lucha mano a mano y encarnizada en esta temporada 2022 de las Grandes Ligas esa es la que están librando los Cerveceros de Milwaukee y los Cardenales de San Luis por el liderato de la División Central de la Liga Nacional. Actualmente los lupulosos cuenta con registro de 36 victorias y 30 derrotas luego de su victoria de hoy sobre los Rojos de Cincinnati por pizarra de 5x4, lo que los ubica a solo 1 juego de distancia de los pájaros rojos, los cuales perdieron con los Medias Rojas de Boston, 6x5.

A pesar del desplome ofensivo de su máxima figura, Christian Yelich, el cuadro de los Brewers ha encontrado la manera de competir bajo otros medios y sobre todo, con otros hombres como protagonistas. Uno de ellos es el campocorto Willy Adames, quien ha rendido muchísimo para la causa del club de Wisconsin desde que llegó proveniente de los Rays de Tampa a mediados del año 2021.

Otro bambinazo

En principio, el oriundo de Santiago llegó al elenco de los Cerveceros con la misión de ser una garantía en las paradas cortas y así lo hizo. No obstante, en este ciclo se ha desatado con el madero y ha puesto en evidencia una característica que en sus primeros años como ligamayorista mantuvo oculta: el poder.

Para poner esto en contexto, hay que recordar que antes de llegar a Milwaukee, su mejor año jonronero había sido el de 2019, donde pegó 20 vuelacercas. En la zafra anterior, en solo 99 compromisos con su nueva franquicia, logró igualar esa marca.

Asimismo, hoy bateó su estacazo de vuelta completa número 12 del año, lo que hace pensar que podría quebrar esa marca personal de una temporada que estableció en el último curso con 25.

La tabla tuvo lugar en la parte alta del quinto capítulo y sirvió para aportar una rayita más a la causa del Brew Crew. Ocurrió ante los envíos del lanzador Hunter Greene y la bola recorrió un total de 437 pies entre el jardín izquierdo y el jardín central.