Julio Urías se ha convertido en uno de los mejores lanzadores del béisbol de las Grandes Ligas en la actualidad y eso es innegable. Por fortuna, el mexicano tiene un lugar más que asegurado en el cuerpo de lanzadores de los Dodgers por lo que resta de año, luego de que estos no sumaran un brazo en la fecha límite de cambios. Pero, ¿es solo por eso que el camino de Urías ahora luce más consolidado o responde más bien a su madurez y entereza que podría ser el nuevo As del pitcheo californiano?

El martes volvió a ser eléctrico en San Francisco durante seis entradas en blanco ante los Gigantes, con seis abanicados y ninguno pasado, para apuntarse así su undécimo triunfo del año que dejó pensando a propios y extraños.

 

6️⃣ ponches

0️⃣ carreras permitidas

“Es realmente importante”, dijo al LA Times el mánager de los Dodgers, Dave Roberts, antes de la victoria de los Dodgers por 3-0 el miércoles. “Obviamente, lo que ha hecho y realizado, y cómo se ha desempeñado como lanzador abridor, el swing y el bajo índice de error, la longitud de sus pitcheos, la eficiencia, todo. Entonces, sí, contamos con Julio, absolutamente”.

Urías, de 25 años, ha hecho realidad su potencial sobre el morrito durante los últimos 13 meses, registrando la efectividad más baja en las mayores desde el 1 de julio del año pasado, dejando saber que las lesiones graves quedaron atrás y que por si fuera poco es uno de los jugadores más importantes en el roster de los hollywoodenses.

El zurdo, ahora tiene una racha de 23-2 para su cuenta de K-BB en 26 entradas de sus últimas cuatro aperturas y triunfos. Esto, sin duda es una noticia positiva para los Dodgers, que llegaron al miércoles con la mejor efectividad de pitcheo abridor (2.81), pero su rotación no tiene una punta de lanza evidente un año después de que perdieron a Trevor Bauer por suspensión y adquirieron a Max Scherzer para reemplazarlo, lo que si hay son preguntas sobre el grupo actual.

 

🇲🇽 ⚾ 😎#MLBxESPN https://t.co/yKQIyPXsYS

Las lesiones han limitado aAndrew Heaney a cinco aperturas. Tony Gonsolin está mostrando descontrol después de una primera mitad imprevista del Juego de Estrellas. Tyler Anderson nunca ha lanzado en un juego de playoffs. Clayton Kershaw ha pasado un mes en la lista de lesionados con una molestia en la espalda, luego de sufrir un codo importante al final de la temporada pasada que casi requirió una cirugía Tommy John.

Aún así, hay mucha confianza en el talento que se encuentra adolecido actualmente. Así lo hizo saber el gerente de operaciones de beisbol de LA, Andrew Friedman, haciendo alusión a Walker Buehler, Dustin May, Brusdar Graterol, Blake Treinen, Victor González, Tommy Kahnle y Danny Duffy, todos los lanzadores que los Dodgers aspiran tener para la recta final de la campaña.

“Tenemos un grupo talentoso y si regresan podrán crear una combinación de alto nivel”, dijo Friedman al citado medio. “Simplemente hablábamos de tener un listón alto. Nos sentimos muy bien con el potencial de lo que nuestro cuerpo de lanzadores puede lucir en octubre. No confiamos en que todos regresen y sean geniales”.

Los campeones mundiales de 2020 quieren volver a su sitial de honor y buscan mantener el liderato del Oeste, más allá de las amenazas de los padres de San Diego y la incorporación de Juan Soto.