Desde su gran año en 2018, que lo vio pasar de ser un jugador desconocido de ligas menores a uno de los mejores bateadores del equipo de las Grandes Ligas, el nombre de Jeff McNeil ha aparecido en los rumores de intercambio de temporada baja. Los Mets de Nueva York se han negado a cambiarlo.

Jeff McNeil ha pasado de ser intocable a alguien que los Mets podrían discutir de manera realista en un intercambio. Su pobre desempeño en 2021 cambió su estatus con el equipo.

Según los informes, los Mets están abiertos a canjearlo cuando termine el cierre patronal, poniendo al antes intocable segunda base / utility en el bloque de cambios en una movida que nadie vio venir hace un año.

Los Mets solo deberían cambiar a McNeil bajo una circunstancia: por lanzador abridor. Es realmente el mayor agujero en este momento. Detrás de Jacob deGrom y Max Scherzer, hay demasiadas preguntas qué responder.

Te gustaría explorar este artículo en donde profundizo sobre la rotación del equipo neoyorkino: "¿Tienen los Mets la mejor rotación de Las Mayores? Todavía no" 

Desafortunadamente, el mejor lanzador abridor que los Mets probablemente pueden esperar adquirir en un cambio con McNeil no sería tan impresionante.

Una rotación inicial liderada por Jacob deGrom y Max Scherzer es excelente. Cuando llegamos a Carlos Carrasco y Taijuan Walker, vemos el potencial de grandeza.

El mercado de lanzadores abridores se ha secado bastante, muchos se apresuraron a firmar contratos antes del cierre patronal.

Los Mets consiguieron la estrella más grande que pudieron conseguir (Max Scherzer) y deberíamos aplaudirlos por ello. Desafortunadamente, necesitan al menos uno más para que muchos de nosotros nos sintamos seguros. Pero en este momento, ¿podría McNeil por sí solo igualar realmente a un lanzador abridor al nivel que los Mets podrían usar? ¿Cuántos equipos están realmente dispuestos a intercambiar incluso a un abridor número tres solo para agregar a un tipo como McNeil que tiene sus propios signos de interrogación? No existe un intercambio perfecto. En cambio, los Mets deberían mantenerlo en lugar de intercambiar a McNeil tan repentinamente. Más probado que los otros dos candidatos comerciales principales, JD Davis y Dominic Smith, McNeil también es mucho más valioso.

Entre los equipos que lo apetecen, Jeff McNeil encaja perfectamente con los Medias Blancas de Chicago, pero ¿qué podrían obtener los Mets por él? O planteado mejor, ¿qué pueden ofrecer los Medias Blancas a los Mets?

Los Medias Blancas tenían uno de los mejores cuerpos de lanzadores en 2021. Ya perdieron a Carlos Rodon en la agencia libre, dejándolos con un brazo menos al que pueden recurrir en 2022.

Una opción realista es Keuchel. Además de cualquier reticencia a cambiar a McNeil por Keuchel está el contrato. Keuchel se llevará a casa $ 18 millones en 2022 con un salario de $ 20 millones o una rescisión de $ 1,5 millones la temporada siguiente. Al acercarse a su campaña de 34 años, no podemos esperar que sus mejores días sean.

Si no es Keuchel, la única otra opción realista podría ser Craig Kimbrel. El otro tipo que tuvo que esperar meses para firmar en 2019, Kimbrel es un ex mejor taponero en el béisbol cuya temporada 2021 rivalizó con lo que hizo Taijuan Walker en Queens. Sus 39 apariciones con los Cachorros de Chicago al principio incluyeron una efectividad de 0.49 más 23 salvamentos. Cuando lo traspasaron a los White Sox, Kimbrel hizo una implosión. Tuvo efectividad de 5.09 para ellos en 23 entradas de trabajo. En lo que respecta al dinero, Kimbrel se llevará a casa $ 16 millones en 2022 en lo que será el último año de su contrato.

Keuchel y Kimbrel no son la respuesta para los Mets en ningún intercambio que involucre a McNeil. Es verdad que él también viene de una temporada difícil. En una circunstancia diferente, tal vez el trato tenga un poco más de sentido. En el actual, parece que McNeil podría encajar en Chicago, pero lo que buscan los Mets no está ahí.

Si los Mets cambian a McNeil, deben asegurarse de que sea un movimiento ganador. No se renuncia a un jugador así para despejar un espacio en el roster o liberar un salario. Cambias a McNeil solo porque sabes que puedes robar un mejor jugador de otro equipo.

Evaluar exactamente lo que los Mets podrían obtener a cambio de McNeil requeriría hablar con muchos ejecutivos y cazatalentos de la MLB. Incluso entonces, el promedio de lo que dicen probablemente sea incorrecto.

McNeil es difícil de precisar debido a lo bien que lo hizo antes de 2021. Era, y sigue siendo, versátil en el campo. Fue la pérdida repentina de su habilidad para hacer contacto la temporada pasada lo que debería hacernos rascar la cabeza preguntándonos qué le pasó.

McNeil sigue siendo una pieza comercial interesante para muchos clubes de pelota, tanto en el lado ganador como para reconstrucción. Una mala temporada, un equipo que luchó casi universalmente del uno al nueve, no debería quitarle lo que ha hecho en el pasado ni lo que puede hacer en el futuro.

Es barato, puede jugar en múltiples posiciones y ha demostrado que puede batear .300. Para los Mets, su mayor necesidad en este momento es un lanzador abridor. El bullpen necesita otro brazo o dos, pero cambiar a un jugador de todos los días por ese tipo de talento se siente como una pérdida. La posibilidad de que los Mets cambien a McNeil por prospectos tampoco parece correcta.

Fuera de un trato que les de la mejor rotación oficial en el béisbol, no deberían deshacerse del jugador.